Japón busca acabar con los embargos a alimentos de Fukushima en 37 países

Gobierno nipón quiere erradicar “rumores dañinos”


Publicidad

Alimento
Cinco años después del desastre de Fukushima, Japón pretende lograr que los 37 países que aún prohíben o limitan la importación de alimentos de esta región a causa del accidente nuclear levanten sus restricciones, recordó hoy el Gobierno nipón.

“Nos gustaría erradicar estos rumores dañinos (sobre los productos de Fukushima) mostrando los avances en la reconstrucción a través de nuestras embajadas”, dijo hoy, día en el que se cumplen cinco años del terremoto y tsunami que provocaron el accidente nuclear, el ministro de Asuntos Exteriores nipón, Fumio Kishida.

Kishida se comprometió a “seguir trabajando” para que estas barreras, impuestas a raíz de las emisiones de la planta que contaminaron las zonas aledañas a la central y que afectaron a los productos agrícolas, ganaderos y pesqueros, sean levantadas.

Según datos de la Cancillería nipona, 37 países y regiones, entre ellos China o Corea del Sur, aún imponen estas limitaciones.

Japón también prohibió temporalmente la venta y consumo de varios productos de Fukushima, como arroz o carne de vacuno, dentro del propio país después de que se detectaran niveles de contaminación radiactiva como resultado de las emisiones de la planta.

Autoridades, mayoristas y minoristas impusieron después una estricta cadena de controles de radiación en frutas, verduras, carnes y pescados para certificar su seguridad.

Por su parte, el diario Nikkei informó hoy de la recuperación que han experimentado en Japón los precios mayoristas de los productos frescos de Fukushima, un reflejo de cómo el estigma que pesa sobre la región ha ido disminuyendo entre los consumidores japoneses.

Los melocotones, pepinos, manzanas o incluso la ternera “wagyu” y el grano de arroz de la región han experimentado subidas de precios desde su pico más bajo en 2012 e incluso han superado sus niveles de 2011 en los 11 mercados metropolitanos mayoristas de Tokio.

Sin embargo, sus precios siguen situándose por debajo de la media que alcanzan alimentos como estos procedentes de otras regiones de Japón, señala Nikkei.

El terremoto y posterior tsunami que devastaron el noreste de Japón el 11 de marzo de 2011 dejaron 18.000 muertos y desaparecidos y provocaron en la central de Fukushima el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario