Bolsa de Tokio suma un nuevo batacazo ante el fortalecimiento del yen

Perjudica enormemente a los grandes exportadores


Publicidad

Sony perdió más de 7 %
Sony perdió más de 7 %

La Bolsa de Tokio sufrió el martes una caída superior al 5 por ciento empujada por el fortalecimiento del yen y el mal clima que se apoderó de los principales mercados la víspera al compás de una nueva caída del petróleo.

El selectivo Nikkei cerró con una bajada de 918,86 puntos, un 5,40 por ciento, hasta los 16.085,44 puntos.

El segundo indicador, el Topix, que agrupa los valores de la primera sección, retrocedió 76,08 puntos, un 5,51 por ciento, hasta las 1.304,33 unidades.

El mercado tokiota arrancó con fuertes pérdidas a rebufo de la mala jornada en Wall Street y las principales plazas europeas, tras una nueva caída de los barriles de Texas y Brent.

La aversión generalizada al riesgo golpeó de lleno al yen, una divisa considerada segura en tiempos de incertidumbre.

La moneda nipona se apreció fuertemente con respecto al dólar, que ha pasado en un solo día de cotizar por encima de los 117 yenes a situarse en la franja media de los 114, perjudicando enormemente a los grandes valores exportadores.

Entre ellos se contaron Toyota Motor, que cedió un 6,11 por ciento, Sony, que perdió un 7,02, o Nissan Motor, que se depreció un 7,23 por ciento.

“Los activos japoneses se han visto arrastrados por la caída del yen, pero también por la espantada que han generado las caídas de los grandes bancos en Europa, como Deutsche Bank”, dijo Toshikazu Horiuchi, analista de IwaiCosmo Securities, a la agencia Kyodo.

La tendencia se prolongó en Tokio, donde valores financieros como Nomura Holdings o Shinsei Bank se hundieron cada uno un 9,1 por ciento.

Otros pesos pesados del sector como Mizuho Financial Group o Japan Post Bank cayeron un 6,2 y un 5 por ciento.

La búsqueda de activos seguros también hizo que los inversores se lanzaran a adquirir deuda japonesa.

Este aumento de compras, poco después de que el Banco de Japón (BoJ) anunciara que aplicara tasas referenciales negativas a partir de la próxima semana, ha llevado al bono a diez años a cotizar en negativo por primera vez en la historia.

En la primera sección, 1.904 valores retrocedieron frente a 27 que avanzaron, mientras que 6 cerraron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 3,055 billones de yenes (23.765 millones de euros), por encima de los 2,599 billones de yenes (20.210 millones de euros) de la víspera. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario