Multan a singapurense por echar “poción de amor” a bebida de japonesa

Foto: Straits Times

Hombre tenía la esperanza de que la mujer se enamorara de él

Foto: Straits Times
Foto: Straits Times

Un singapurense fue multado con 1.042 dólares por rociar una “poción de amor” en la botella de agua de una colega japonesa con el fin de que ella se enamore de él.

La pócima contenía sustancias que de acuerdo con la ley de Singapur son venenosas, detalló la agencia Kyodo.

Wong Fook Hiong (43), funcionario técnico de un politécnico, fue sancionado por un tribunal de Singapur por llevar a cabo un acto negligente que pudo poner en peligro la vida de la japonesa, una profesora de 30 años.

El hombre vertía secretamente en la botella de agua de la japonesa una combinación de xilacina, un potente sedante, y haloperidol, un fármaco antipsicótico.

Los hechos ocurrieron el año pasado.

La japonesa comenzó a sospechar al sentir que el agua tenía un sabor amargo, le dejaba la garganta seca, entorpecía su capacidad de pensar con claridad y afectaba su sueño por la noche.

La mujer decidió dejar su teléfono celular en su escritorio, donde colocaba la botella de agua, en modo de grabación de vídeo. Tras ver que Wong vertía la pócima, lo denunció ante la policía.

El hombre fue arrestado.

Wong admitió su culpabilidad y declaró ante el tribunal que tenía la esperanza de que al beber la “poción de amor”, la japonesa se enamoraría de él.

El singapurense, que está casado, compró la pócima en internet a 200 dólares.

La víctima enseñaba japonés en el politécnico y abandonó Singapur en marzo del año pasado cuando terminó su contrato. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.477 suscriptores

Descarga el App de Súper Tokio Radio



LECTOR