Empresa taiwanesa se ofrece a comprar Sharp


Foto: Sharp

Japón no quiere que tecnología de Sharp caiga en manos de competidoras de otros países

Publicidad

Foto: Sharp
Foto: Sharp

La compañía taiwanesa Hon Hai se ha ofrecido a comprar la nipona Sharp, que atraviesa dificultades económicas y mantenía negociaciones con un fondo Estatal japonés, señalaron fuentes de la empresa a la agencia Kyodo.

La empresa taiwanesa, que ya había propuesto a Sharp la adquisición de su rama de producción de pantallas de cristal líquido (LCD), ha puesto ahora sobre la mesa la opción de comprar la totalidad de la compañía japonesa con sede en Osaka.

La oferta de Hon Hai sale a la luz después de que a comienzos de mes se conociera que la corporación público-privada nipona Innovation Network (INCJ, siglas en inglés) aspira a adquirir una parte mayoritaria de sus acciones para mantener a flote la empresa japonesa.

Esta operación, valorada en unos 200.000 millones de yenes (1.540 millones de euros/ 1.620 millones de dólares), permitiría a Sharp seguir adelante con su proceso de reestructuración y superar sus dificultades económicas, empeoradas por la pronunciada caída en las ventas de pantallas de cristal líquido (LCD) para smartphones.

La posible inversión de INCJ, cuya propiedad se reparten el Estado japonés y 19 grandes empresas niponas, tendría como objetivo evitar que la tecnología propia desarrollada por Sharp cayera en manos de competidoras de otros países vecinos.

Sharp tiene previsto decidirse entre la propuesta de Hon Hai y la del fondo estatal nipón a comienzos del próximo año, según las citadas fuentes.

Dentro de su proceso de reestructuración, la empresa tecnológica también contempla otras opciones como los recortes de plantilla o la venta de su sede en Osaka.

Hon Hai es uno de los proveedores de componentes para los iPhone fabricados por la estadounidense Apple, y su eventual adquisición de Sharp le permitiría aplicar la tecnología de la empresa japonesa de LCD a su proceso de producción, además de extender sus actividades en el mercado de las baterías para energía solar.

La taiwanesa y Sharp ya firmaron una alianza en 2012 para operar de manera conjunta una planta de pantallas de cristal líquido en Osaka.

En el periodo abril-septiembre, primera mitad del año fiscal en Japón, Sharp registró una pérdida operativa de 25.161 millones de yenes (193 millones de euros/203 millones de dólares), y un déficit neto de 83.610 millones de yenes (643 millones de euros/677 millones de dólares). (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario