76 % de empresas japonesas a favor de aceptar más trabajadores extranjeros

Medida es necesaria para enfrentar la escasez de mano de obra en un envejecido Japón




Publicidad

Trabajador

El 76 % de empresas japonesas apoya el ingreso de más trabajadores extranjeros no calificados para cubrir el declive de la fuerza laboral en Japón, reveló un sondeo realizado por Reuters.

El 68 % está a favor de la idea hasta cierto punto, mientras que el 8 % restante la apoya totalmente.

Japón, uno de los países de más rápido envejecimiento del mundo, tiene que lidiar con una gran carencia de trabajadores en ámbitos como el de la construcción, la agricultura y el cuidado de ancianos.

En el sector de la construcción, las compañías tienen problemas para encontrar mano de obra para proyectos relacionados con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y la reconstrucción del noreste del país, devastado por tsunami de 2011.

De acuerdo con cifras de 2012, los extranjeros solo representan el 1 % de la fuerza laboral de Japón.

Pese a ello, el gobierno del primer ministro Shinzo Abe se muestra reacio a abrir las puertas del país a mano de obra no calificada procedente del exterior.

Para compensar la escasez de trabajadores, el gobierno busca promover la incorporación de más mujeres y personas de la tercera edad al mercado laboral. ¿Extranjeros? Sí, pero solo los altamente calificados.

Quienes están a favor de reclutar más mano de obra no japonesa consideran que la medida es inevitable y que es hora de discutir sobre el tema para facilitar las cosas.

El gerente de una empresa de productos químicos subrayó que si no se aprueba el ingreso legal de trabajadores extranjeros, “aumentará el número de trabajadores ilegales y habrá un deterioro del orden público”.

Una de las empresas encuestadas, a través de un alto directivo, remarcó que la falta de trabajadores es un obstáculo para el crecimiento en las industrias que emplean mucha mano de obra.

¿Qué preocupa de una mayor apertura del país a trabajadores extranjeros no calificados? La barrera del idioma y las diferencias culturales fueron las respuestas más citadas.

El sondeo de Reuters fue respondido por alrededor de 260 empresas grandes y medianas. (International Press)

Publicidad
Publicidad