Bolsa de Tokio logra su mayor subida desde 2008 ante expectativas de nuevos estímulos


Nissan fue una de las empresas beneficiadas por la subida

Gobierno de Japón busca fomentar la inversión empresarial


Publicidad

Nissan fue una de las empresas beneficiadas por la subida
Nissan fue una de las empresas beneficiadas por la subida

Antonio Hermosín / EFE

La Bolsa de Tokio logró el miércoles su mayor subida desde el final de la crisis financiera de 2008, espoleada por la recuperación bursátil global y por las expectativas sobre nuevos estímulos del Gobierno nipón para impulsar a su renqueante economía.

El parqué tokiota recuperó así gran parte del terreno perdido desde que comenzaron las turbulencias bursátiles originadas en China, en una jornada de actividad frenética que arrancó marcada a merced de factores externos y por las caza de gangas.

El índice referencial Nikkei avanzó 1.343,43 puntos, su máxima subida en unidades desde el 31 de enero de 1994, y se situó en 18.770,51 enteros.

En términos porcentuales creció un 7,71 por ciento, el mayor ritmo desde finales el 29 octubre de 2008, un mes en el que encadenó varios récords al recuperarse de la crisis financiera internacional.

Tokio abrió con una fuerte tendencia alcista a la estela de las ganancias registradas en la víspera en Wall Street y en las principales bolsas europeas, y en sintonía con el arranque en positivo de Shanghái.

El martes, el índice referencial tokiota había caído hasta su nivel más bajo en siete meses arrastrado por la revisión del PIB nipón de abril-junio, que confirmaba que la tercera economía mundial no termina de arrancar, y por el fuerte descenso de las importaciones de China.

Los datos negativos del país asiático han alimentado las expectativas sobre posibles nuevas medidas de estímulo por parte del Gobierno de Pekín, lo que se sumaría a sus planes para crear un mecanismo de interrupción de los mercados en caso de movimientos extremos.

Las reformas a la vista en la segunda economía mundial reforzaron la confianza de los inversores, que esperan a que Pekín actúe para dejar atrás la ralentización de su economía, lo que también supondría un espaldarazo para Japón, su primer socio comercial.

Sin embargo, lo que disparó el entusiasmo en el parqué tokiota fueron las noticias sobre futuros incentivos fiscales en Japón para fomentar la inversión empresarial, tras la publicación de los datos revisados a la baja de este indicador, una pieza clave para “Abenomics”, la estrategia económica del Gobierno.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, adelantó su intención de reducir las tasas sobre este tipo de inversiones en al menos un 3,3 por ciento el próximo año, durante su discurso en un evento organizado en la capital nipona por Bank of America Merrill Lynch.

También afectó el creciente optimismo ante la proximidad de la esperada decisión sobre los tipos de interés en Estados Unidos, que podría llegar en la reunión de la Reserva Federal de la semana que viene.

Asimismo, los grandes exportadores se vieron beneficiados por la nueva apreciación del dólar frente al yen, entre los que destacan las compañías automovilísticas Toyota, Nissan y Honda, con subidas de más del 6 por ciento, o el gigante tecnológico Sony y el fabricante de robótica industrial Fanuc (ambos más del 8 por ciento). (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad