¿Es difícil para una mujer extranjera salir con un hombre japonés?

Los japoneses no parecen salir mucho en citas como en Occidente (foto Wikipedia)

Tres mujeres occidentales comparten sus experiencias

Los japoneses no parecen salir mucho en citas como en Occidente (foto Wikipedia)
Los japoneses no parecen salir mucho en citas como en Occidente (foto Wikipedia)

¿Qué tan complicado es para una mujer extranjera salir con un hombre japonés? El blog GaijinPot juntó a tres mujeres, Rebecca (inglesa), Chiara (italiana) y Christa (estadounidense), para que compartan sus experiencias de citas en Japón.

La timidez de los japoneses se presta a equívocos, pues hace creer a las extranjeras que los hombres no están interesados en ellas.

Rebecca dice: “Había escuchado que los chicos japoneses tienden a ser intimidados por las mujeres extranjeras. Cuando llegué por primera vez, sentía que no había chicos que me encontraran atractiva ya que nunca me miraban”.

Christa complementa: “Siempre me he sentido atraída por los hombres japoneses, así que hice un poco de investigación antes de venir aquí y vi que por lo general están interesados, pero son muy tímidos para acercarse a las mujeres, así que puede que tú tengas que acercarte a ellos”.

Chiara también pensaba que los hombres en Japón no la encontraban atractiva.

La timidez a veces se disuelve con el alcohol. Rebecca cuenta que cuando un japonés lo invitaba a salir era porque estaba ebrio.

No es cierto, entonces, que los hombres japoneses no estén interesados en las extranjeras. Chiara lo ha podido comprobar con el tiempo. Sin embargo, apunta: “No sabes si están interesados en ti como persona o por ser extranjera”.

Ahora, dar el primer paso con los japoneses no siempre da buenos resultados. Al menos al comienzo. Una vez Chiara salió con un chico. Ella tuvo la iniciativa. “Invité a este chico a mi casa y creo que fui muy clara sobre lo que quería que pasara, y en cierto momento empecé a besarlo y él dijo ‘¡No, ‘dame’!’”.

Rebecca: “Algo similar ocurrió con mi amiga. Ella estaba en una cita con un chico e iba bien hasta que en algún momento fue a darle un beso, y él no movió su boca. Ella lo hizo otra vez, y no… nada todavía. Pero después se despidieron y él le envió un mensaje en el que decía que quería volver a verla, así que obviamente hubo algún tipo de desajuste cultural allí”.

Además de tímidos, ¿los japoneses también son asustadizos?

Christa: “Siento que los hombres japoneses se asustan con bastante facilidad y como extranjera tú no sabes qué fue exactamente lo que los asustó”. Mostrar demasiado entusiasmo o dar la impresión de ser muy independiente puede amilanarlos.

Si los japoneses son tímidos y se supone que las japonesas no dan el primer paso (Rebecca dice que ninguna de sus amigas japonesas se acercaría directamente a un chico), ¿cómo la gente se empareja en Japón?

“Parece que es a través de eventos organizados como gokon (reuniones o fiestas para que solteros puedan conocerse)”, responde Christa.

Chiara: “Conozco a algunas parejas casadas y sé que el primera encuentro usualmente es a través de amigos o en la universidad. Incluso mi novio, que es bastante seguro, tuvo que esperar a que una amiga mía organizara una cena donde pudiéramos encontrarnos antes de que pudiera reunir el valor para invitarme a salir”.

Rebecca cree que “una cosa bastante común entre las extranjeras que están en relaciones con chicos japoneses es que generalmente el hombre ha vivido en el extranjero o tiene una especie de perspectiva no típica de los japoneses que hace que se sienta atraído hacia las chicas extranjeras”.

En una primera cita, el chico y la chica hablan, se conocen, etc. Sin embargo, si el idioma los separa, es complicado.

Rebecca: “Creo que debido a la barrera idiomática y cultural a menudo las conversaciones (entre un japonés y una extranjera) pueden ser bastante superficiales, así que es difícil entrar en una conversación más profunda y llegar a conocerse unos a otros”.

Christa: “Siento como si tuviera la misma conversación una y otra vez, porque mis conocimientos del idioma no son lo suficientemente buenos”.

Aparentemente, los japoneses y las japonesas no salen mucho en citas, pero cuando lo hacen, van muy rápido. Es decir, recién empiezan a salir y ya están pensando en matrimonio e hijos. No como en Occidente, donde la gente sale mucho antes de sentar cabeza.

Chiara cree que es por la presión social: “Hay mucha presión para que ambas partes se casen y establezcan al menos la apariencia de una unidad familiar estable lo antes posible. Mi amigo, un chico americano, ha tenido muchas primeras citas donde las mujeres sacan el tema de los niños y el matrimonio”.

¿Y qué tal salir con chicos extranjeros en Japón?

La experiencia de Rebecca no ha sido positiva. “Los chicos extranjeros en Japón en verdad quieren salir con chicas japonesas. No digo que sea verdad para todos los hombres extranjeros aquí, pero veo mucho más parejas formadas por chicas japonesas y chicos no japoneses”.

Chiara: “Creo que los chicos extranjeros son más fáciles de comprender. Con los chicos japoneses tú no sabes cuánto de su comportamiento es cultural o es en realidad su personalidad. Al mismo tiempo, es difícil saber, como decíamos antes, si el chico está interesado en ti sobre todo porque eres extranjera y el tipo de estatus que eso trae consigo”.

Por otro lado, Rebecca apunta que, a diferencia de su país, “(en Japón) la idea de que las mujeres deben estar en el hogar sigue siendo bastante común –por lo menos no es tan chocante para las mujeres japonesas–”.

Chiara, sin embargo, no cree que los japoneses sean tan machistas como se dice. “Tengo que decir que en comparación con Italia, los hombres japoneses ayudan en la casa. Yo estaba bastante sorprendida por eso. También son muy atentos en el día día, así que diría que los hombres no son tan machistas como los estereotipos culturales los hacen ver”.

En todo caso, pese a las diferencias culturales (cuestión de perspectiva, pues a veces pueden ser una ventaja o un condimento para sazonar la relación), Rebecca y Chiara están contentas con sus respectivas parejas en Japón. Como dice la italiana: “Creo que si ambas partes están dispuestas a hacer que la relación funcione entonces funcionará”. (International Press)



Publicidad