Una tercera central nuclear de Japón supera requisitos para volver a funcionar

Central nuclear de Ikata

Planta de Ikata sería reactivada el próximo año


Publicidad

Central nuclear de Ikata
Central nuclear de Ikata

El regulador nuclear nipón dio su visto bueno a la reactivación de la central de Ikata, que se convierte así en la tercera planta de Japón que podrá volver a funcionar tras el apagón nuclear a raíz del accidente de Fukushima.

La Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) considera que el reactor número 3 de la planta de Ikata, ubicada en la isla de Shikoku, cumple las nuevas y más estrictas regulaciones en materia de seguridad que entraron en vigor después de la catástrofe nuclear provocada por el terremoto y el tsunami de marzo de 2011.

La operadora de la central, Shikoku Electric, “ha reforzado sus medidas de seguridad ante los peligros derivados de posibles terremotos y tsunamis, así como otros graves accidentes”, según las conclusiones de la NRA, recogidas por la agencia nipon Kyodo.

La planta de Ikata se suma así a los otras dos centrales nucleares niponas que ya obtuvieron antes la luz verde la NRA, la de Sendai -con dos reactores nucleares que cumplen los nuevos requisitos- y la de Takahama, con otros dos reactores aptos para la reactivación.

No obstante, la planta de Ikata aún debe recibir la aprobación definitiva de las autoridades locales y completar otros procedimientos de seguridad de la NRA, por lo que no se espera que vuelva a funcionar antes del próximo año.

Los medios nipones se han hecho eco de la preocupación de residentes de zonas próximas a la planta, que se ubica en una estrecha península donde la evacuación de los habitantes podría resultar muy compleja en caso de accidente nuclear.

Está previsto que el reactor número 1 de la antes citada planta de Sendai en Kagoshima (sudoeste) sea el primero en reactivarse en Japón bajo la nueva normativa de seguridad, entre finales de agosto y principios de septiembre.

Sin embargo, el futuro de Takahama es incierto después de que un tribunal japonés diera la razón a un grupo de ciudadanos que demandó a la propietaria al considerar que ésta desestima el peligro real de un terremoto en la zona que pueda provocar un accidente grave en esta central.

A raíz del accidente de Fukushima, los 43 reactores en condiciones operativas de Japón permanecen desactivados. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad