Shinzo Abe logra nuevo impulso para su gobierno tras aplastante victoria

 


Publicidad

Su partido es el más votado en 40 de 41 prefecturas

Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)
Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

El partido gobernante del primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha logrado una aplastante victoria en los comicios locales de Japón que le permitirá dar un nuevo impulso a sus políticas de reactivación económica, según los resultados anunciados hoy.

El Partido Liberal Demócrata (PLD) de Abe ha sido el más votado en 40 de las 41 prefecturas donde se celebraron elecciones para la asamblea local el pasado domingo, y junto a su socio de coalición, el budista nuevo Komeito, tiene garantizada la mayoría en 24 de estas cámaras.

La formación conservadora logró 1.153 escaños del total de 2.284 que había en juego, con lo que conquistó la mayoría en las elecciones locales unificadas por primera vez desde 1991, mientras que el principal partido de la oposición, el Partido Democrático (PD), sólo ocupará 264, informó la agencia Kyodo.

Estos resultados revalidan el apoyo al partido de Abe y le dan margen para llevar a casi todas las áreas del país su política económica, conocida como “Abenomics”, y en especial a las zonas rurales, castigadas por el envejecimiento demográfico y la disminución de la población.

El Ejecutivo de Abe se ha comprometido a revitalizar estas áreas, aunque sigue siendo una de sus tareas pendientes tras más de dos años en el poder, en los que su agresivo programa económico ha beneficiado principalmente a grandes empresas y a capitales financieros.

“Esperamos que la recuperación económica pueda sentirse lo antes posible en todas las áreas del país”, afirmó en este sentido el jefe de campaña del PLD, Toshimitsu Motegi, mientras que Abe dio las gracias a los votantes “por su confianza y su apoyo”, en declaraciones recogidas por el diario Nikkei.

Tras los comicios locales, el PLD también dispondrá de más apoyos para sacar adelante su controvertida agenda de política Exterior y de Defensa, que incluye la reinterpretación del artículo pacifista de la Constitución nipona para dar un mayor protagonismo a las Fuerzas de Autodefensa (Ejército) a nivel global.

La del domingo fue la primera gran votación que se celebra en el país desde los comicios de 2014 a la Cámara Baja nipona, en los que el PLD de Abe ganó con una amplia mayoría.

En total se eligieron 10 gobernadores, cinco alcaldes, los diputados de las asambleas provinciales de 41 de las 47 prefecturas del país asiático y los componentes de 17 de las 20 asambleas municipales.

El PLD logró la victoria en Hokkaido (norte) y Oita (suroeste), las dos provincias que se disputaba con el principal partido de la oposición, el Partido Democrático.

En las prefecturas restantes no hay competencia directa entre ambas formaciones, ya que muchos de los candidatos se presentan de manera independiente y son apoyados por ambos partidos.

En Osaka, la segunda mayor ciudad del país, la rama local del Partido de la Innovación de Japón mantendrá su control sobre las asambleas regional y municipal.

Los analistas nipones han vuelto a señalar la falta de alternativas frente al PLD y la debilidad del principal partido de la oposición, además del desinterés de los electores.

Así lo indican los datos de participación, del 47,14 por ciento, la más baja nunca registrada en comicios locales y muy inferior a la anterior peor marca, el 52,63 por ciento de 2003.

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad