Hay una “visión agresiva del tequila” en Japón y Corralejo ha empezado a cambiarla

Don Manuel Avilés sostiene una botella del tequila Gran Corralejo.

La conocida tequilera mexicana llegó a Japón en 2013 y ahora es la atracción en Foodex 2015.

 

Don Manuel Avilés sostiene una botella del tequila Gran Corralejo.
Don Manuel Avilés sostiene una botella del tequila Gran Corralejo.

 

José Manuel Avilés, representante de la tequilería Corralejo de Guanajuato, ha declarado en Tokio que “los japoneses están comenzando a distinguir que hay un tequila de calidad que no provoca dolor de cabeza” y están aprendiendo a consumir las variedades 100% agave, nombre de la planta con la que se produce la bebida alcohólica más famosa de México.

“Hay una visión agresiva del tequila (en Japón), que se toma de un golpe y que emborracha con rapidez, pero Corralejo está cambiando esa imagen”, declaró Avilés a International Press en la apertura de la cuadragésima edición de Foodex, la mayor feria alimentos y bebidas de Japón que se realiza en el complejo de Makuhari Messe del 3 al 6 de marzo.

Foodex reúne este año a unas 2.800 expositores de Japón y de 78 países del mundo, de los cuales 89 empresas son de México. El tequila, que en 2013 trajo a este país casi 2 millones de litros, se ha convertido en la atracción de la feria junto a consagrados productos mexicanos como el aguacate, la carne de cerdo y de res, además del mango, el limón, la popular kabocha y productos del mar como el atún y los abalones.

El rápido posicionamiento que el tequila Corralejo ha logrado en Japón refleja lo que se está viendo en Foodex. En noviembre de 2014, tan solo un año después de debutar en los bares tokiotas, ganó el Primer Premio de Tequila Reposado de Japón.

 

Corralejo Blanco, Reposado, Añejo y el majestuoso Gran Corralejo.
Corralejo Blanco, Reposado, Añejo y el majestuoso Gran Corralejo.

 

Poco después, la exclusiva revista PEN eligió al tequila Gran Corralejo entre los mejores productos del mundo que se venden en Japón y no pasó mucho tiempo para que las bellísimas botellas del Blanco Corralejo y el Añejo Corralejo aparecieran en la barra de la tercera edición 2014 de Tequila Festa que se realizó en el Billboard Live Tokio.

“A pesar de tener tan solo dos años en Japón, Corralejo va muy bien”, destacó Avilés, quien a sus 54 años ha tomado, junto a su coordinadora de ventas, Samantha Carias, la conducción de la estrategia de desembarco de un tequila que ya está en 78 países del mundo.

“Todo México conoce a Corralejo como un producto de identidad nacional”, contó el tequilero.

Este producto se produce en una bella Hacienda Corralejo ubicada en el municipio de Pénjamo, Guanajuato, uno de los estados más ricos de México y que también es considerado como el principal polo de desarrollo industrial japonés en ese país.

LA SEDUCCIÓN DEL GRAN CORRALEJO

En Japón, Corralejo ha cogido el mercado por la vista, la educación y la empatía cultural.

Las presentaciones de sus botellas son divinas y su sabor ha cautivado a casi todos los públicos. Samantha Carias, dijo que tiene información de los distribuidores que el Corralejo Blanco, servido en shot, está siendo el preferido por las mujeres japonesas.

A esta tendencia se suma el trabajo instructivo del Plan Corralejo en Japón. La calidad del producto ayuda. “El tequila se toma poco a poco, se disfruta. No se bebe de golpe como se cree”, insistió Avilés.

El tequila no es una bebida para caerse (de borracho) sino para socializarse”

Sostuvo además que hay una similitud cultural entre mexicanos y japoneses en la manera de relacionarse con una bebida espirituosa como el tequila. “Nosotros hemos encontrado que en Japón la bebida alcohólica es un conductor de amistad y felicidad. El tequila no es una bebida para caerse (de borracho) sino para socializarse”, afirmó.

Avilés tuvo palabras especiales para el papel que hoy juega el Gran Corralejo, un tequila 100% de agave, añejado durante 2 años en barricas de roble americano que los entendidos sostienen que posee “gran excelencia”, aroma a chocolate, vainilla y nuez y una botella especial.

“Esta botella es seductora y femenina, sinónimo de reina”, explicó Avilés. No le falta razón. Ayer, en el primer día de Foodex, a propios y extraños les fue imposible dejar de fijarse en la botella cuando ingresó al inmenso stand de México en manos de la bella cantante japonesa Ahya, elegida Miss Corralejo, una buena idea de márketing para un gran producto. (International Press)  

 

La japonesa Ahya, Miss Corralejo
La japonesa Ahya, Miss Corralejo

 

 FOTOGALERÍA: Aguacate y tequila mexicanos son los protagonistas latinoamericanos en Foodex 2015

 

 



Publicidad