Amonestan en Japón a profesora por obligar a dos niños a atender clases de rodillas

 


Publicidad

Mujer les quitó sus sillas porque estaban jugando con ellas

Salón de clases

Una profesora de una escuela de primaria de Hiroshima recibió una reprimenda por obligar a dos estudiantes a arrodillarse en el suelo para escuchar clases y almorzar, reveló Mainichi Shimbun.

El 5 de febrero pasado, la profesora le quitó la silla un niño de primer grado que había estado meciéndose con ella durante una clase. Al día siguiente, hizo lo mismo con otro estudiante por un motivo similar.

Sin sillas, los pequeños tuvieron que atender clases y almorzar arrodillados en el suelo.

El hecho se conoció cuando los padres de los niños lo reportaron al director de la escuela el 14 de marzo. Las sillas les fueron devueltas a los estudiantes ese mismo día.

La mujer arguyó en su defensa que buscaba disciplinar a los niños. “Yo les había advertido varias veces, pero ellos nunca pararon (de jugar con sus sillas). Yo solo quería que se dieran cuenta del potencial peligro de que se golpearan la cabeza si se caían”, declaró.

Un miembro de la Junta Educativa de Hiroshima, organismo que sancionó a la profesora, manifestó que esta se extralimitó en sus funciones. (ipcdigital)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad