Rusia frena optimismo de Japón y considera “inaceptables” declaraciones de Abe

Los ministros de Asuntos Exteriores de Japón y Rusia (TV Asahi)

 


Publicidad

Tal parece que la firma de un acuerdo de paz entre Japón y Rusia aún tendrá que esperar. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, fue tajante sobre las cuatro islas que su país controla y que son motivo de disputa con Japón: las Kuriles del Sur son territorio ruso y un asunto sobre el cual no cabe ninguna discusión.

Lavrov dijo que Japón debe reconocer que las islas son parte de Rusia como punto de partida para las conversaciones entre ambas partes.

La contundente posición expresada por el canciller ruso arrojó “agua fría” sobre las esperanzas de Japón de recuperar el grupo de islas, que denomina Territorios del Norte, según Associated Press.

Además, pone en una situación difícil al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que tiene previsto viajar a Moscú para conversar con el presidente ruso, Vladimir Putin, a fines de este mes.

Hace poco, Abe expresó su esperanza de que este año representará un gran avance en la solución de la disputa territorial y habló sobre un cambio inminente en el estado de las islas.

Sus palabras enfadaron a Rusia. Lavrov dijo que las declaraciones del primer ministro japonés son “inaceptables”.

“La soberanía de Rusia sobre las islas no está sujeta a discusión. Son parte del territorio de la Federación Rusa”, remarcó Lavrov.

Por su parte, Taro Kono, el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, dijo que la dos partes deben resolver el problema territorial para sentar las bases de una expansión de sus relaciones bilaterales, entre ellas las económicas.

Kono y Lavrov se reunieron en Moscú.

En noviembre, Putin y Abe acordaron acelerar las negociaciones tomando como base la propuesta soviética de 1956 de devolver dos de las islas a Japón, lo que alimentó el optimismo de Abe.

Los nacionalistas rusos exteriorizaron su preocupación por el asunto y criticaron al gobierno de su país, lo que probablemente ha empujado a Moscú a endurecer su posición con respecto a Japón.

Lavrov aclaró que la Unión Soviética propuso devolver las dos islas a Japón antes de que el país asiático estableciera una alianza militar con Estados Unidos en 1960.

La Unión Soviética ocupó las Kuriles del Sur tras la derrota de Japón en la II Guerra Mundial. La disputa ha impedido la firma de un tratado de paz. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario