Japonesas prefieren a estadounidenses y europeos como padres de sus hijos

Mujeres de treinta y tantos años responden a encuesta


A un grupo de japonesas de treinta y tantos años les preguntaron de qué país les gustaría que fuera el padre de sus hijos. El sitio web RocketNews24 publica el top 5, con comentarios de una entrevistada por cada nacionalidad elegida.

En realidad, lo más interesante de la encuesta no son sus resultados, sino las razones esgrimidas:


1.
Estados Unidos
“Los hombres de la única superpotencia del mundo tienen que ser los mejores. Especialmente si pudiera tener un chico guapo y talentoso como Justin Bieber como hijo (Bieber es canadiense), sería genial. Puedo imaginar mi vida horneando pasteles de cereza todos los días en Beverly Hills, rodeado de un grupo de niños rubios… Sería fabuloso”.

2. Francia
“Francia es el país que más está a la moda en el mundo. Si el padre fuera un artista, los niños tendrían que ser increíbles. ¿No es la gente elegante llena de ambición como Napoleón la mejor? Quiero volar hacia sus brazos gritando: ‘¡Apaga los fuegos de la revolución en mi corazón, genio militar!’”.

3. Italia
“El país que realmente sabe cómo tratar a las damas es sin duda Italia. Si yo estuviera casada con un italiano, no sólo nos divertiríamos juntos, sino que también podríamos criar niños alegres y habladores”.

4. Alemania
“Alemania ha sido durante mucho tiempo el número uno en la producción de gente inteligente como Ferdinand Braun, quien inventó el tubo de rayos catódicos. A pesar de que parece que a los alemanes les gusta demasiado la cerveza, los niños alemanes son inteligentes y guapos, niños de los cuales una mamá podría estar realmente orgullosa. Me pregunto si hay un chico alemán por ahí para mí que a veces podría ser apasionadamente imparable como un tanque Panzer y otras sostenerme cómodamente como los asientos de un Benz”.

5. Inglaterra
“El país más caballeroso del mundo es Inglaterra. Así que si te casas y tienes pensado tener niños, entonces un caballero inglés sería una buena opción. Al igual que el profesor Layton de los videojuegos, estoy esperando al inglés que pueda resolver el misterio de mi corazón”.

(ipcdigital)



Publicidad