Un sargento de la policía de Osaka obligaba a sus subordinados a comer 15 hamburguesas de una sola vez


Uno de los agentes acosados subió más de 10 kilos de peso.


Publicidad

“Quería endurecerlos”, dijo el policía japonés en su defensa antes de presentar su renuncia.

Uno de los agentes acosados subió más de 10 kilos de peso.

Un sargento de la Policía de Osaka ha presentado su renuncia después que se descubrió que estaba forzando a sus subordinados a comer una gran cantidad de comida de una sola vez como “una forma de endurecerlos”.

El sargento japonés, de 40 años, reconoció que incluso pedía a los policía de menor rango comprar sándwiches con su propio dinero, algunas veces, para su propio consumo, informó el Japan Daily Press.

Una investigación interna demostró que el sargento abusó de sus subordinados durante tres años, entre febrero de 2010 y octubre de 2013. En un caso, el oficial ordenó a un agente que comprara con su propio dinero 15 hamburguesas y 15 donuts y que luego lo obligó a comerse todo de una sola vez.

Cuando fue cuestionado por qué hacía eso, el sargento dijo que “quería ver la expresión de sus rostros”. Refirió que él también había sufrido lo mismo de sus ex – superiores para fortalecerlo. “Yo quería disciplinarlos”, afirmó.

Sus superiores reprobaron esos actos y el sargento dimitió voluntariamente a finales de 2013. Se supo luego que uno de los agentes sometidos a los abusos del sargento aumentó su peso de 73 a 88kg. (ipcdigital)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad