Japón critica a Corea del Sur por estatua de asesino de un primer ministro japonés

An Jung-geun

Tokio lo considera un criminal; Seúl, un héroe


Publicidad

An Jung-geun

Japón expresó su rechazo al plan de Corea del Sur de erigir una estatua en China en homenaje a un nacionalista coreano que asesinó al primer ministro japonés, Hirobumi Ito, en 1909.

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, agradeció al gobierno chino por su cooperación, informó South China Morning Post.

Ito, que también era residente general de Corea, fue asesinado en China por Ahn Jung-geun.

Ahn, tras ser atrapado, dijo: “Me he aventurado a cometer un crimen serio, ofreciendo mi vida por mi país. Este es el comportamiento de un patriota de mente noble”. Fue colgado en 1910.

El gobierno de Japón, a través de su ministro portavoz Yoshihide Suga, calificó al nacionalista coreano de “criminal”.

“Esto no es bueno para las relaciones entre Japón y Corea del Sur”, enfatizó.

Al frente le salió el vocero de la cancillería coreana, Cho Tai-Young, que lamentó –en declaraciones recogidas por la NHK– que Suga tachara de criminal a un hombre que –a su juicio– sacrificó su vida por la independencia de Corea

Por su parte, Yoichi Shimada, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Fukui, declaró que para los japoneses Ahn fue un “terrorista”.

El académico dijo que Corea del Sur tiene derecho a levantar una estatua dentro de su territorio, pero subrayó que hacerlo en un tercer país es un acto antijaponés.

Finalmente, se preguntó si realmente Park desea mejorar las relaciones de su país con Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad