Gobierno de Japón aprueba la creación de zonas económicas especiales

Con nuevo paquete Abe espera elevar el PIB un 1 % (foto gobierno de Japón)

Medida busca atraer población e inversiones


Publicidad

Medida forma parte de estrategia de crecimiento impulsada por Abe (foto gobierno de Japón)

El Gabinete nipón aprobó el martes un proyecto de ley para establecer “zonas estratégicas especiales” en distintas partes del país donde se suavizarán regulaciones económicas vigentes, una pieza central en la estrategia de crecimiento del Ejecutivo.

El Gobierno buscará su aprobación en el actual periodo de sesiones del Parlamento -donde el partido en el poder cuenta con mayoría- que concluye el próximo 6 de diciembre.

La administración del primer ministro Shinzo Abe tiene previsto designar a principios del próximo año entre tres y cinco de estas zonas especiales, cuyo objetivo es atraer población e inversiones tanto a nivel doméstico como internacional mediante regulaciones más laxas e incentivos fiscales, informó la agencia Kyodo.

En estas zonas, se prevé relajar distintas normativas para promover el desarrollo urbano y también el establecimiento de empresas de producción agrícola.

Entre las propuestas que se barajan está la de permitir que empresas privadas gestionen aquí hospitales privados de cara a lograr mayores incrementos en el número de camas y a ampliar también la presencia de personal médico no japonés.

Otra pasaría por permitir que en estas zonas los apartamentos de los edificios de gran altura en zonas urbanas tuvieran más espacio, algo fuertemente regulado en Japón por leyes de edificabilidad que buscan proteger las zonas residenciales tradicionales compuestas tradicionalmente por viviendas unifamiliares de dos pisos.

Los detalles de las deducciones impositivas serán decididos a finales de este año en un foro destinado a debatir las reformas fiscales que se introducirán en Japón en el ejercicio fiscal 2014, que comienza el 1 de abril del próximo año.

Esta propuesta para crear zonas especiales es una de las piezas más importantes dentro del conjunto de reformas estructurales que quiere poner en marcha Shinzo Abe y que de momento no parece haber provocado gran impacto entre los japoneses debido a la lentitud del debate político para activarlas.

El plan de reforma económica de Abe, que los medios han bautizado como “Abenonims”, incluye este paquete de reformas, el programa de compra agresiva de bonos que lleva a cabo el Banco de Japón desde abril y una importante ampliación del gasto público. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad