Miembro de la Yakuza en problemas con la ley por culpa del gato de su jefe

Policía japonesa lo atrapa por una falta menor


Perseguir a un gato le ha acarreado a un miembro de la Yakuza un serio conflicto con la ley.

En junio pasado, el sujeto, de 43 años, penetró ilegalmente en el techo de una galería comercial, en la prefectura de Gifu, con el afán de darle caza al gato de su jefe que –según Yahoo! Japan–  se habría escapado de la oficina de su dueño.

Así las cosas, el jefe mafioso le ordenó a su subordinado que trajera de vuelta al animal. El hombre salió detrás de él, trepó al techo de la galería adonde había saltado, pero no logró hallarlo.

Alrededor de una semana después el gato retornó a casa. Aparentemente, la historia no rebasaría los límites de lo anecdótico, hasta que el 10 de octubre la policía decidió presentar cargos contra el delincuente, quien admitió su falta creyendo que era una cosa menor que no le causaría ningún problema. Se equivocó.

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
J POP
J POP

Te puede interesar