Japón celebró el 40 aniversario de la devolución de Okinawa por parte de EEUU

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Archipiélago permaneció 27 años bajo control norteamericano

Japón conmemoró hoy el 40 aniversario de la devolución por parte de EEUU de la soberanía del archipiélago de Okinawa, donde todavía permanece abierta la polémica por la presencia de bases militares estadounidenses en las islas.

El aniversario tiene lugar después de que el pasado abril Tokio y Washington alcanzaran un histórico acuerdo que supondrá la salida de Okinawa de 9.000 soldados, que serán enviados a las islas estadounidenses de Guam, Hawai y a otras bases del Pacífico.

EEUU mantuvo el control del archipiélago de Okinawa durante 27 años tras la II Guerra Mundial y no lo devolvió a la administración nipona hasta 1972, e incluso después de esa fecha mantuvo allí la gran mayoría de sus fuerzas militares en Japón.

Cuatro décadas más tarde, este territorio insular aún alberga más de la mitad de los 48.000 soldados de EEUU y el 74 por ciento de las bases militares terrestres que Washington mantiene en Japón.

Durante una ceremonia con motivo del aniversario, el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, insistió en su compromiso de “aliviar la tensión” de los habitantes del archipiélago en relación a las bases militares, y se mostró consciente de que “se han convertido en una pesada carga para la gente de Okinawa”.

Por eso, recalcó que afrontar esta cuestión es “uno de los retos más importantes” de su Gabinete, informó la agencia Kyodo.

La ceremonia tuvo lugar en la ciudad de Ginowan, que alberga la controvertida base aérea de Futenma, cuyo futuro traslado ha sido uno de los puntos más polémicos entre EEUU, Japón y los propios residentes de Okinawa.

Washington y Tokio han acordado llevar estas instalaciones a una zona de la bahía de Henoko (Nago), menos poblada y adyacente a otros dos centros militares, pero las autoridades locales insisten en que la base debe ser reubicada fuera del archipiélago.

Hoy, el gobernador de Okinawa, Hirokazu Nakaima, volvió a reclamar la salida de las tropas estadounidenses fuera de la provincia, al tiempo que aprovechó para presentar un plan de impulso económico para los próximos diez años de la región.

El archipiélago, un paraíso natural de clima subtropical que además es un importante reclamo turístico por sus playas, es también la región más pobre de Japón con un paro que en marzo alcanzó el 6,8 por ciento, por encima del 4,5 por ciento nacional. (EFE)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Coronavirus
JAPÓNICA
J POP

Turismo en Japón

LECTOR