Presidente de la firma japonesa AIJ admite falsificación de informes para ocultar pérdidas

AIJ (foto Nikkei)

Sin embargo, afirma que “no tenía ninguna intención de engañar” a sus clientes

AIJ (foto Nikkei)

El presidente de la gestora nipona AIJ, sospechosa de ocultar la pérdida de unos 1.000 millones de euros en fondos de pensiones de sus clientes, admitió por primera vez que la firma falsificó informes para ocultar el rendimiento de sus inversiones.
En su primera aparición pública desde que saltara a la luz el caso, el presidente de la entidad, Kazuhiko Asakawa, admitió la falsificación de documentos para ocultar las pérdidas, aunque negó cualquier intención de engañar a sus clientes, informó el diario económico Nikkei.

AIJ está acusada de ocultar durante años las pérdidas de la mayoría de los activos de fondos de pensiones que manejaba, aparentemente invertidos en fondos privados en las Islas Caimán.

Asakawa pidió perdón a los afectados y se mostró dispuesto a reembolsar los activos que conserva la entidad a sus clientes, aunque no detalló en qué condiciones se realizará la devolución.

“Estaba seguro de que seríamos capaces de recuperar las pérdidas”, dijo Asakawa ante una comisión parlamentaria, frente a la cual aseguró que “no tenía ninguna intención de engañar (a los clientes) desde el principio”.

La semana pasada las autoridades revocaron la licencia de AIJ como gestora, tras haber iniciado en enero una investigación sobre la supuesta desaparición de la mayor parte de los fondos que manejaba.

AIJ, que gestionaba activos de unos 84 fondos de pensiones que dan cobertura a unas 880.000 personas, aseguraba a través de sus informes que a principios de este mes contaba con unos activos netos valorados en 209.000 millones de yenes (1.887 millones de euros).

Sin embargo, sólo manejaba en esas fechas 25.100 millones de yenes (226,6 millones de euros), según la comisión, que considera que Asakawa y el ejecutivo de la firma Shigeko Takahashi violaron la ley financiera nipona al ocultar deliberadamente las pérdidas y falsificar datos de rendimiento para atraer nuevos clientes.

La firma precisaba en sus informes que generaba beneficios estables a partir de sus inversiones en “stock-options”, los derechos de compra sobre las acciones que tienen los directivos de las compañías. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario