Niña de EE. UU. escribió libro para venderlo y apoyar a damnificados japoneses

logo ipc

Pequeña de ocho años tocó puerta por puerta para vender copias de su publicación


Publicidad


Una donación de 115 dólares para los damnificados por el desastre del 11 de marzo parece insignificante. Sin embargo, la percepción cambia por completo cuando nos enteramos de que la donante es una niña norteamericana de ocho años que vendió copias de un libro que ella misma hizo a mano –puerta por puerta– para recaudar el dinero.

El generoso gesto de Mackenzie Walsh, la niña en cuestión, llamó la atención del embajador de Japón en Estados Unidos, Ichiro Fujisaki, que la invitó a reunirse con él.

Mackenzie no tiene ninguna relación con Japón. No conoce el país ni tiene amigos japoneses. ¿Cómo así se animó a apoyar a las víctimas de la catástrofe?

La agencia Kyodo cuenta su historia.

”Escuché que los japoneses habían tenido un terrible tsunami”, dice la pequeña, oriunda de Maryland. ”Yo quería que ellos vivieran como nosotros, tuvieran una buena vida y pudieran comer alimentos saludables, y no que se queden sin nada”, añade.

Sus buenas intenciones se tradujeron en acciones. Mackenzie hizo un libro de ocho páginas titulado “Book of Fun”, que incluía historias, adivinanzas, fotos y juegos. En la última página, describió el desastre ocurrido en Japón y contó por qué deseaba ayudar.

Después de hacer copias de su libro en una tienda, la niña y su padre tocaron las puertas de su vecindario durante varios fines de semana para vender su publicación.

”Me sentí tan feliz de haber reunido más de 100 dólares para la gente en Japón”, dijo Walsh en una carta dirigida al embajador Fujisaki. ”Me hizo sentir tan bien haber podido ayudar”.

Fujisaki llenó de elogios a la niña por su apoyo y la manera tan creativa que encontró para juntar dinero.

Mackenzie espera algún día visitar Japón.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario