Seguridad y hermetismo marcan la celebración de la Cumbre APEC de Lima

La seguridad extrema más allá del área vedada para el tránsito de autos y personas.

Seguridad en Lima (Foto Andina)

La seguridad extrema y el total hermetismo son dos notas que marcan la celebración de la XXIV Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que culmina hoy en la capital peruana sin que apenas haya habido contacto entre los invitados y la prensa acreditada.

Los 21 líderes de las economías del bloque que llegaron a Perú para la reunión, entre ellos los mandatarios de EE.UU., Barack Obama; de Rusia, Vladimir Putin; y de China, Xi Jinping, participaron en el encuentro protegidos por un exhaustivo cordón de seguridad que no dejó nada al azar y que los aisló completamente de los más de 2.200 periodistas de todo el mundo acreditados para cubrir la reunión.

Particularmente fue notable el bloqueo de los accesos al Centro de Convenciones de Lima (CCL), donde tienen lugar las reuniones entre los líderes, cerrado a la prensa que solo pudo enviar fotógrafos y camarógrafos para tomar las tradicionales fotos de familia tras presionar a los organizadores y cumplir con estrictos requisitos de seguridad.

Así, los periodistas gráficos tuvieron que concentrarse horas antes del evento, identificarse con un chaleco y entrar en formación al CCL escoltados por la Policía.

El resto de los eventos, como la llegada de los líderes al lugar de la reunión y los saludos protocolarios con el anfitrión, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, solo se transmitió por circuito cerrado de televisión.

De hecho, la agenda informativa del día en el que los presidentes estarán reunidos quedó limitada a una rueda de prensa que Kuczynski dará al final del encuentro para presentar la declaración final.

La seguridad extrema también se hizo evidente durante todas las jornadas, más allá incluso del área vedada para el tránsito de autos y personas que no contaban con la acreditación correspondiente en la zona cercana al CCL y el Centro Internacional de Prensa.

El rugido de los helicópteros que rondaban por el espacio aéreo de Lima fue constante durante todas las jornadas, así como las sirenas de los autos de policía que escoltaban los autobuses de delegados de un lado a otro de la ciudad, incluso cuando iban vacíos.

Un total de 11.500 agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) se encargaron de la protección de los invitados a la reunión, y su presencia fue evidente en casi todas las esquinas de la ciudad e incluso dentro de la zona de prensa, donde todos los periodistas asistentes tuvieron que acreditarse hace semanas.

Los habitantes de las zonas aledañas a la sede de la cumbre, en el distrito limeño de San Borja, fueron empadronados y se les entregó un pase personal y vehicular para que pudieran movilizarse durante los días de la cita.

Las economías que forman parte del APEC son Australia, Brunei, Canadá, Chile, China y Hong Kong, Estados Unidos, Indonesia, Japón, Corea, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Taiwán, Tailandia y Vietnam. EFE


Publicidad

LECTOR

Deja un comentario