Entrevista: República Dominicana busca comercio e inversión «muchísimo más grande» con Japón

Embajador de República Dominicana en Japón, Robert Takata

El embajador dominicano en Japón, Robert Takata, ha dicho que «el nivel de madurez» de las relaciones bilaterales entre su país y Japón «amerita» sentarse a conversar acerca del futuro del comercio y la inversión entre ambos países.

En una entrevista exclusiva con International Press, Takata ha calificado de «espectacular» su experiencia de tres años como embajador en Japón y ha destacado las potencialidades que los japoneses deben conocer para animarse a comercial e invertir en su país.

«Allí está República Dominicana, en medio de ese Mediterráneo americano que es el Caribe, que lo hace tan atractivo. Es el primer destino de inversión extranjera del Caribe y el tercer destino de inversión extranjera de Latinoamérica… tiene  acuerdos comerciales con casi 50 países, incluyendo a EEUU y Reino Unido», afirmó entre otros valiosos detalles sobre el poder comercial dominicano.

Takata, hijo de emigrantes japoneses, se ha referido también a los 90 años de relaciones diplomáticas nipo-dominicanas y ha contado algunos detalles de su niñez en su natal ciudad de Constanza, donde se educó yendo a la escuela a pie o a caballo. Aquí la entrevista.

International Press: Usted ha cumplido tres años de gestión como embajador en diciembre…
Embajador Robert Takata: Tres años. El 15 de diciembre llegué, justamente cuando Japón estaba cerrado totalmente. Han sido tres años un poco sui generis. Inició con esa carga de la pandemia, esa limitación de todas las actividades y todo lo que implicaba. Terminada la pandemia hemos ido recuperando, de alguna forma, ese dinamismo que siempre existe aquí en las actividades diplomáticas.

IP: Japón ha dicho varias veces que las relaciones con República Dominicana son “buenas”, desde su perspectiva cómo las ve usted. ¿“Buenas” también?
Embajador: Pues muy buenas. Por supuesto, aspiro a que pudieran ser mucho mejores, pero son buenas porque en el pasado han sido sumamente productivas, por lo que República Dominicana le agradece muchísimo a Japón. La colaboración, cooperación, la cercanía en momentos difíciles, sobre todo en momentos de la pandemia, Japón ha estado ahí. En el presente las relaciones son sumamente vibrantes, Japón está presente en muchos aspectos en República Dominicana y mi experiencia como embajador está siendo sumamente, si la pudiera caracterizar, en una palabra, espectacular.

IP: Pero en términos de comercio vemos que la balanza comercial es sumamente favorable para Japón, mientras las exportaciones dominicanas han bajado en el último año…

Embajador: En términos generales, el comercio no se ha reducido en estos años. Al contrario, el año en que hubo mayor comercio bilateral, exceptuando 2020, fue 2016 cuando el intercambio comercial llegó a unos 414 millones de dólares. En 2020 llegamos a 478 millones de dólares. En 2022 se redujo un poco, y en 2023, hasta octubre, el intercambio rondaba los 450 millones de dólares, incluso más que 2016, que es el año del intercambio comercial más amplio.

Pero tal como usted señala, el renglón de las exportaciones de Japón a República Dominicana es mucho mayor. En 2016, Japón exportó 380 millones de dólares y hoy está exportando 450 millones. Así mismo, nuestras exportaciones han crecido hacia Japón. Nosotros no habíamos llegado nunca a 20 millones de dólares.

Nosotros somos el exportador número uno del mundo de tabaco y estamos trabajando para que Japón adquiera nuestro tabaco. En 2023 hemos logrado algunos importadores más.

IP: ¿Cómo aumentar las exportaciones a Japón?
Embajador: Nosotros aspiramos a que Japón pueda incrementar los niveles de importación de nuestros productos, incluso de los aparatos y utensilios médicos. Los utensilios médicos crecieron muchísimo. De los 7,6 millones de dólares de 2019, en 2020 exportamos 38 millones y en el 2021 llegamos a 33 millones y en 2022 fueron 28 millones. Esa línea va bajando un poco porque tiene que ver con la pandemia, se necesitaban muchos más instrumentos médicos y desde el 2019 nuestras exportaciones aumentaron en casi 250% en un año.

Aspiramos a que Japón continúe aumentando los niveles de importación de nuestros productos y estamos trabajando para que nuestra oferta exportable hacia Japón se ensanche mucho más. Hay otros minerales como el ferroníquel, ferroaleaciones, cobre, pero también estamos apuntando a otros productos. Nosotros somos el exportador número uno del mundo de tabaco y estamos trabajando para que Japón adquiera nuestro tabaco. En 2023 hemos logrado algunos importadores más. Nosotros tenemos aquí puros hechos a mano en República Dominicana de La Aurora, Davidoff, Fuentes, La Galera y de varios productores de allá, se ha incrementado. Incluso aumentó el ron, aunque en menor proporción.

IP: Pero seamos realistas. Elevar las ventas depende del sector privado y ustedes, como estado, no pueden tomar del cuello a los empresarios japoneses para que importen más. Sin embargo, pueden impulsar mecanismos empresariales dominicano-japoneses, como otros países de la región que lo han hecho con tiempo, no lograron resultados de la noche a la mañana. ¿República Dominicana está dando ese paso?
Embajador: Nosotros estamos trabajando en esa dirección. Justamente, con esa visión, de lo que hagamos hoy se va a ver muchos años después. La visita de la vicepresidenta Raquel Peña (abril,2023), aunque nosotros veníamos trabajando de manera denodada con diferentes gremios aquí, como JETRO, Keidanren, y otros sectores empresariales, nos ha ayudado bastante.

A partir de allí nosotros hemos incrementado los contactos con estos conglomerados empresariales. De hechos, algunos han viajado a República Dominicana posterior a la visita de la vicepresidenta y también hay algunas empresas que tienen interés o están explorando para inversiones en diferentes campos: energético, transporte masivo, manufactura…

Lo que señalaste hace un momento acerca del incremento del comercio, a parte de la inversión, es un elemento que estamos manejando con criterio estratégico por la lejanía que tenemos con Japón, por el tema geográfico, pues nos dificulta bastante. En República Dominicana somos grandes productores de vegetales, de productos agrícolas, sin embargo, para la exportación a Japón se dificulta bastante. Queremos ayudar con ese tema, para enviar algunas cosas a Japón, aunque el tema de la distancia nos coloca en situación difícil para poder competir con países que están en países del lado del Pacífico del continente.

Somos productores de aguacate, pero para exportarlo hacia Japón tenemos que salir por el mar Caribe, pasar por el Canal de Panamá y arrancar en dirección a Japón, lo que nos hace muy poco competitivos cuando tenemos a países como México, Colombia, Chile y Perú donde el transporte es más fácil. Si traemos aguacate, vegetales, primero se demora más para llegar, segundo, la calidad sufra cambios, y tercero, en cuando a precio sería mayor.

IP: Y si no es el aguacate y otras cosas, ¿qué es lo que se podría sacar hacia Japón?
Embajador: Nosotros trabajamos ahora con productos que son icónicos de República Dominicana como el cacao, el café y que son productos que vienen por vía aérea y que tienen mercado acá. Por el ejemplo, la popular cafetería Doutor, que tiene unos 1.100 locales en Japón va a tener a la venta café dominicano de temporada. Y el cacao, tiene en la empresa Meiji, un gran aliado, que de alguna manera tiene pues este…

IP: Lo vimos en la ciudad de Matsudo (Chiba), ¿va regularmente por allá?
Embajador: Voy regularmente, sí. Es una de las ciudades con las que tenemos muy buena relación. De hecho, Matsudo ha sido ciudad anfitriona de nuestros atletas para los Juegos Olímpicos de Tokio.

el año pasado Matsudo y Constanza firmaron un acuerdo de hermanamiento de ciudades. Constanza es una ciudad icónica en las relaciones entre Japón y la República Dominicana… albergó a la mayor cantidad de japoneses 

IP: ¿Qué fue de ese proyecto de desarrollar peras japonesas en República Dominicana con asistencia de Matsudo? Aquí, las peras de Matsudo son famosas, son un referente…
Embajador: Así es. Estamos trabajando justamente la segunda fase de ese proyecto. La primera fase se desarrolló entre los años 2016-2018, 2019… fue una fase que por diversos factores no tuvo éxito. Sin embargo, la segunda fase se ha iniciado en el 2021 y con esa fase vamos muy adelantados. En octubre pasado, hemos recibido la visita de la institución contraparte de Matsudo allá en República Dominicana, que es Instituto Agrario Dominicano, y también de algunos agricultores dominicanos que vienen a capacitarse (a Japón).

A parte de eso, el año pasado entre Matsudo y Constanza firmaron un acuerdo de hermanamiento de ciudades. Constanza es una ciudad icónica en las relaciones entre Japón y la República Dominicana ya que es una de las ciudades que albergó a la mayor cantidad de japoneses posterior a la inmigración japonesa a la República Dominicana. Vino el viceministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana, José Julio Gómez y se firmó ese acuerdo en Matsudo. Entonces, las relaciones son muy buenas y yo siempre voy a Matsudo para visitar los colegios y hablar a los estudiantes sobre República Dominicana.

IP: ¿Ya hicieron pruebas de producción de peras japonesas en República Dominicana?
Embajador: Sí, están sembradas y de hecho hay algunas que han producido solo que el tamaño es un poco pequeño, pero con el tiempo se va a ir logrando.

IP: Matsudo tiene un sueño, según un informe al que tuvimos acceso. En caso funcionara el proyecto de las peras, dicen ellos que se puede aprovechar como base para un tratado de libre comercio como el que República Dominicana tiene con países como Estados Unidos. Ellos hablan de una relación trilateral de mucho futuro entre Japón, Estados Unidos y República Dominicana entrando por la pera.
Embajador: Basado en la pera, así es. Es fabuloso de verdad.

IP: Esa es la visión que tuvo Japón con México.
Embajador: Es que nosotros también tenemos mucha esperanza de que suceda de esa manera porque tenemos acuerdos de libre comercio con 49 países. Con 50, si contamos el último acuerdo al que se ha llegado con el Reino Unido, luego de su salida de la Unión Europea. En esos 50 países nosotros tenemos un acceso potencial a un mercado de más de mil millones de personas. Imagínese produciendo en República Dominicana una pera de muy buena calidad con el mercado de Estado Unidos a tres horas de República Dominicana, pudiendo exportar incluso libre de aranceles hacia ese mercado, pues sería una cosa espectacular. Y estoy seguro, o esperanzado, de que en el futuro se pueda lograr.

IP: ¿Hay interés real del empresariado de República Dominicana por Asia y por Japón?
Embajador: Uno de los sectores de los que estoy más orgulloso es el empresarial. El sector privado dominicano es un motor que ha llevado al país hacia adelante y que de hecho ha permitido que en todos estos años República Dominicana haya tenido un crecimiento sostenido siempre más de un 6% de su producto interno bruto.

Pero, en cuanto al interés con Japón, a veces el tema de la geografía, de la distancia, dificulta un poco. Sin embargo, lo que el empresariado dominicano sí está dispuesto a trabajar con Japón es en las inversiones japonesas en la República Dominicana y de alguna manera servir de contraparte o de socios para proyectos que se pudieran realizar en suelo dominicano con empresas japonesas.

Allí está República Dominicana, en medio de ese Mediterráneo americano que es el Caribe, que lo hace tan atractivo, que lo hace el primer destino de inversión extranjera del Caribe

IP: ¿Hay algún plan estratégico para plantearle a Japón un tratado de libre comercio?
Embajador: Un tratado de libre comercio es un tema que en verdad amerita una discusión más profunda y hay diversos sectores que tienen que participar primero para poder tomar esa decisión. Nosotros, desde la Embajada, sí pensamos que el nivel de madurez que tiene nuestras relaciones bilaterales amerita que República Dominicana y Japón se sienten a conversar acerca del futuro de las relaciones en el comercio y la inversión.

Para eso creo también que nuestro país debería de alguna manera, generar las condiciones necesarias para que Japón comience a confiar en un país pequeño, desconocido para la mayoría de los japoneses, pero que tiene todas las potencialidades del mundo. Allí está República Dominicana, en medio de ese Mediterráneo americano que es el Caribe, que lo hace tan atractivo, que lo hace el primer destino de inversión extranjera del Caribe y el tercer destino de inversión extranjera de Latinoamérica.

Entonces, creo que Japón y República Dominicana sí deben sentarse a conversar de qué manera nosotros podemos lograr que en el futuro los empresarios (japoneses) confíen en República Dominicana, le conozcan y que se pueda llevar más inversión. O de qué manera podemos en el futuro lograr que mayor cantidad de productos dominicanos vengan a Japón, o que mayor cantidad de productos japoneses sean exportados hacia República Dominicana, dentro de un marco normativo que se debiera discutir.

IP: ¿Es posible crear una conferencia empresarial entre República Dominicana y Japón?  
Embajador: Nosotros hemos hecho la propuesta acá para la conformación de un grupo de trabajo. ¿Cómo se llama? Un “Consejo de trabajo para la inversión y encadenamiento productivo”. Solo que nosotros no somos México ni Brasil, entonces, por eso hay que trabajar un poco más. Pienso, y es lo que nosotros estamos haciendo al promocionar la imagen de República Dominicana, lograr atraer el interés de los empresarios y que nos conozcan. Porque ahora, le llega, por ejemplo, a la mesa de un gran empresario esta propuesta, que nosotros la hemos hecho por medio de la Cancillería japonesa, y de pronto ni sabe dónde queda República Dominicana. Entonces, esa parte de promocionar a República Dominicana por la cultura y otros medios, en que estamos inmersos.

Para nosotros sería en verdad un honor muy grande de recibir a alguien de la familia imperial en República Dominicana…

IP: Viene la celebración de los 90 años de relaciones diplomáticas nipo-dominicanas. Hay posibilidades de que la princesa Kako, de repente, viaje a República Dominicana como parte de la celebración
Embajador: Para nosotros sería en verdad un honor muy grande de recibir a alguien de la familia imperial en República Dominicana…

IP: No ha ido nadie hasta ahora…
Embajador: No. Pero creo que sería el momento oportuno, el 90 aniversario de nuestras relaciones, creo que brinda el escenario perfecto. Para que sea así, nuestra Embajada trabajaría de manera denodada para poder coordinar todas las actividades de una posible visita de alguien de la familia imperial a República Dominicana.

Pienso en la comunidad japonesa en República Dominicana que ha trabajado tanto y que ha tenido tantas dificultades y que aun así se ha desarrollado de manera positiva en 67… o 68 años de inmigración. El 90 aniversario de relaciones bilaterales sería el escenario perfecto para esa visita.

Por supuesto también estaríamos interesados, que aprovechando alguna cumbres o escenarios multilaterales que se van a desarrollar este año en Latinoamérica, habrá APEC en Perú, posiblemente el primer ministro o el Canciller puedan aprovechar para hacer una visita a República Dominicana. Nosotros estamos esperanzados en que 2024 ves un punto luminoso en nuestras relaciones bilaterales. Estamos trabajando para que quede en la memoria como un año en el que se hizo el mayor esfuerzo para poner la relación en perspectiva de futuro.

IP: Es el punto de quiebre también en la relación entre ambos países.
Embajador: Claro, nosotros teníamos un tema con la comunidad japonesa en la República Dominicana, que era un tema que hacía ruido, por decirlo de alguna manera, en las relaciones bilaterales y que era aquel tema en que a las familias (japonesas) no se le había cumplido con la promesa que se le había hecho de entregarle terrenos. Justamente con el presidente Luis Abinader, en 2023 se ha culminado el pago de una compensación que él decidió que se les diera a las familias (de los inmigrantes japoneses).

IP: He leído bastante sobre la migración japonesa cuando explotó el tema en República Dominicana, bueno explotó varias veces, y me conmovía el esfuerzo que ustedes hicieron, porque usted también es descendiente directo de esos japoneses. Han labrado en la piedra.
Embajador: Así es, literalmente  

IP: Han sacado flores de la piedra. Debe haber un reconocimiento a esa parte de la historia. Que no se vea esto como una presión.
Embajador: En la perspectiva nuestra o en la manera de ver a Japón, lo vemos siempre como un aliado al que agradecemos, un aliado al que valoramos muchísimo y un aliado para que en el futuro tengamos unas relaciones productivas fuertes, cercanas, estratégicas. Así es que no hay presión de nuestra parte, no queremos presionar a Japón en este sentido.

Sin embargo, lo que mencionamos tiene importancia histórica y en ese sentido yo pienso que a República Dominicana le conviene, a Japón le conviene también muchísimo, porque de alguna manera se muestra el compromiso que tiene Japón no solamente con República Dominicana como aliado en el plano internacional sino también con la comunidad japonesa en República Dominicana, que de alguna manera Japón ayuda. En diferentes etapas de la historia, la colaboración japonesa a la comunidad japonesa en República Dominicana ha servido para animarla a avanzar. (sigue en la pág 2)

Pág. 1Pág 2

 

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL