Medios: Israel ha destruido sólo el 20% de los túneles de Hamas

La extensión de los túneles de Hamás sería la mitad del tamaño del metro de New York.

El 80% de la vasta red de túneles de Hamás bajo la Franja de Gaza siguen funcionando después de semanas de esfuerzos israelíes para destruirlos. Esto obstaculiza el logro de los principales objetivos de Israel en la guerra, dijo un análisis del Wall Street Journal.

Impedir que Hamás utilice los túneles es fundamental para los esfuerzos de Israel por capturar a los principales líderes de Hamás y rescatar a los rehenes israelíes, según funcionarios en Tel Aviv.

Según los israelíes, deshabilitar los túneles, que tienen 300 millas de largo, aproximadamente el tamaño de la mitad del sistema de metro de Nueva York, privaría a Hamas de un almacenamiento relativamente seguro de armas y municiones, de escondites para combatientes y de centros de comando y control para sus líderes y capacidad de maniobra a través del territorio.

DE TODO PARA DESTRUIR LOS TÚNELES

Israel intentó limpiar los túneles mediante varios métodos, incluida la instalación de bombas para inundarlos con agua del mar Mediterráneo, la destrucción de los túneles con ataques aéreos y explosivos líquidos, registros con perros y robots, destrucción de entradas y redadas con soldados altamente entrenados.

Es difícil para los funcionarios estadounidenses e israelíes evaluar con precisión el alcance de la destrucción de los túneles, en parte porque no pueden decir exactamente cuántos kilómetros de túneles existen. Los funcionarios de ambos países estiman que entre el 20 y el 40 por ciento de los túneles han resultado dañados o inutilizados y la mayoría de ellos se encuentran en el norte de la Franja de Gaza.

Israel está «desmantelando cuidadosa y gradualmente la red de túneles», dijeron las Fuerzas de Defensa de Israel en un comunicado.

El agua de mar erosionó algunos de los túneles, pero en general el esfuerzo no fue tan efectivo como esperaban los israelíes

AGUA DEL MEDITERRÁNEO

A fines del año pasado, como parte de la Operación Mar de Atlántida, Israel instaló bombas en el norte de la Franja de Gaza, a pesar de las preocupaciones sobre el impacto potencial del bombeo de agua de mar en los suministros de agua dulce y la infraestructura terrestre del territorio.

En algunos lugares, muros y otras barreras y estructuras protectoras inesperadas están ralentizando o deteniendo el flujo de agua, dicen funcionarios estadounidenses. El agua de mar erosionó algunos de los túneles, pero en general el esfuerzo no fue tan efectivo como esperaban los israelíes.

«La estrategia de Hamás gira en torno a los túneles: es su centro de gravedad. Necesitan los túneles para nivelar el campo de juego con las FDI», dijo Mick Mulroy, ex subsecretario adjunto de Defensa, Cuerpo de Marines y oficial de la CIA.

Israel tiene unidades que se especializan en desminar túneles, pero muchos de ellos son ingenieros entrenados para destruir túneles, no para buscar rehenes y líderes de Hamas, dijeron funcionarios estadounidenses. En particular, se necesitan más tropas para limpiar los túneles.

Además, se considera que los principales objetivos militares de Israel -destruir o capturar a altos dirigentes de Hamás y rescatar a los aproximadamente 100 rehenes restantes- están en cierta contradicción entre sí. (RI/AG/IP/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL