Los Succar brillaron en Tokio: «Lo vamos a recordar para el resto de la vida»

Tony y Mimy Succar en Roppongi, Tokio (Nancy Matsuda - Super Tokio Radio)

La presentación de Tony y Mimy Succar en Tokio ha entrado en el podium de los shows latinos más memorables que se hayan realizado en Japón. Emotivo, intenso y desatado de alegrías que no se vivían desde las fiestas pre-pandémicas.

La orquesta, formada por músicos de la casa, entre cubanos, japoneses y un brasileño, fueron excelente acompañamiento para Mimy y Tony Succar, el doble Premio Grammy, que elevaron el repertorio de la noche a otro espacio de la música. Fue brillante.

Mimy, la madre de Tony, estuvo encantadora. «Hay que quedarnos a vivir aquí», dijo casi al comenzar el espectáculo abrumada por tantas muestras de cariño. «Gracias por estar con nosotros en este nuestro primer concierto, un sueño que se hizo realidad», agregó.

El repertorio fue bien elegido y el público se dejó llevar en ese sabroso viaje que empezó con «Cucala», el clásico de la Fania al que siguió la versión salsera de «Toro mata», tema ícono de la música afro-peruana.

«Chim Pum…», lanzó Mimi de sorpresa y le contestó un rugido en el elegante R3 Club Lounge de Roppongi: «Callaooo!!». Si pues, la mayoría de los asistentes eran peruanos, aunque también vimos a muchos japoneses y latinos de otras nacionalidades que llegaron hasta ese punto de Tokio.

PRIMER TRIBUTO SALSERO A MICHAEL EN JAPÓN

El invitado especial de la noche fue el cantante peruano Eric Fukusaki, que cantó la versión salsera de «Billie Jean» y se lució bailando a lo Michael Jackson. La performance fue genial.

«Billie Jean» hace parte de «The Unity», el álbum con arreglos en ritmo de salsa que Tony Succar hizo de las canciones del «Rey del Pop» y que empezó a producir un año después de su muerte y que vio la luz en 2015.

La historia cuenta que el peruano obtuvo la licencia de las canciones de Michael luego de dejar su material, ya terminado, y una carta en la oficina de la productora del cantante. Allí quedaron tan sorprendidos con la calidad la fusión del pop y los ritmos latinos, con cachitos de R&B y jazz, que el peruano obtuvo la autorización para lanzar el disco.

El pasado domingo 9 de abril, fue la primera vez que esta producción de homenaje se ejecutó en vivo en Japón.

«Una hora y 40 minutos de salsa crujiente sin parar. Tony es un verdadero talento para arreglar, producir, comunicarse con los miembros de la banda. Hizo 14 arreglos originales».

«EL LIVE FUE UNA MARAVILLA»

Tony se hace querer dentro y fuera del escenario. «Tengo siete minutos para las fotos», dijo al público que había ganado el derecho para tomarse una foto antes del espectáculo. El tiempo apremiaba, pero ninguna de las decenas de personas que llegaron hasta él se sintieron apuradas ni urgidas por una foto para salir del paso.

Tuvo esa tranquilidad para escuchar y agradecer con reverencia cada elogio. Jamás desencajó la sonrisa y la repartió por igual para todos.

En el timbal y el cajón demostró que es un tigre de los mejores y en la producción hizo honor a su talento, formación e influencias artísticas. Tiene una licenciatura en Jazz Performance en la Florida International University (2008) y una maestría (2010) y dos Grammy por el álbum «Lo mejor de mi» en 2019, además de otra nominación en 2021 por «Live in Peru». Los músicos locales que lo acompañaron se rindieron ante su genio musical.

El cubano Luis Valle, el trompetista que ha tocado en el Kohaku Uta Gassen y con la Orquesta Sinfónica de la NHK, hizo parte de este grupo y comentó: «El live de Tony y Mimi Succar fue una maravilla. Una hora y 40 minutos de salsa crujiente sin parar. Tony es un verdadero talento para arreglar, producir, comunicarse con los miembros de la banda. Hizo 14 arreglos originales».

«ARIGATO TOKIO!!»

Tony volvió hoy martes a Miami agradecido con el público, sus colaboradores y con la promesa de que lo veremos nuevamente en Japón: «Estamos tan, pero tan agradecidos. Arigato Tokio. Fue un sueño poder hacer este show. La energía del público estuvo en otro nivel, de verdad».

Y concluyó: «Sé que vendrán muchos show aquí en Japón, pero este primer sold out aquí lo vamos a recordar para el resto de la vida».

El público se encargó de que todos los Succar se sintieran queridos. A don Antonio Succar, el padre, no solo le pidieron fotos sino que también le estamparon besos de gratitud y felicitaciones…

INVITADOS, PISCO SOUR Y EL PAPÁ DE TONY

Entre los invitados en la zona VIP se vio al embajador de Costa Rica y presidente del Grupo de Embajadores Latinoamericanos en Japón, Alexander Salas, al embajador de Cuba, Miguel A. Ramírez, al director representativo de la asociación JAPOLAC y ex embajador de Panamá, Dr. Ritter Díaz, entre otros.

Hubo mención especial para el popular cantante peruano Beto Shiroma y reconocimiento con aplausos para el organizador del show, Orlando Salvador Nakaya más conocido como DJ Lando, el Samurái Latino.

La barra sirvió «Pisco-Sour», el cóctel de bandera del Perú gracias a la Asociación Japonesa del Pisco y se observaron entre el público banderolas del equipo peruano de fútbol Sporting Cristal, del que Kenji (31), hermano menor de Tony, es tan hincha que llevó puesta la camiseta del club durante su sesión de DJ que abrió el show.

El público se encargó de que todos los Succar se sintieran queridos. A don Antonio Succar, el padre, le pidieron fotos, le estamparon besos de gratitud y lo felicitaron por su larga vida matrimonial, tal como hizo una admiradora que le dijo: «Los admiro por ser una pareja de esposos (él y Mimy) que han sabido mantener a la familia unida», a lo que muy risueño contestó: «el secreto para estar juntos tantos años es el aguante», para inmediatamente romper en risas. (RI/NI/International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL