De fuerza laboral a fuerza competitiva, por Masao Aizawa

Sede de gobierno de Gunma,

En la ciudad de Isesaki, donde vivo, hay más de 12.000 extranjeros de una población de 210.000. Quizás debido a su localización en la prefectura de Gunma, la mayoría de nuestros clientes son ciudadanos extranjeros con raíces en América del Sur.

Dado que nuestra empresa se ocupa de los préstamos para automóviles, hay muchas oportunidades para preguntar sobre su ocupación. Actualmente, los estilos de trabajo de los clientes extranjeros se están diversificando y aunque algunos dirigen sus propias empresas, muchos están empleados a tiempo completo, como los japoneses.

Sin embargo, según datos del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de 2017, alrededor del 40% de los trabajadores extranjeros laboraban como trabajadores contratados a través de empresas de envío de personal (haken), lo que representa alrededor del 4% de los trabajadores en la prefectura de Gunma (según el Censo Nacional de 2015). Es decir, la proporción de trabajadores extranjeros que trabajan como empleados subcontratados es en realidad diez veces mayor.

Entonces, ¿será difícil que más trabajadores extranjeros trabajen como fijos seishain?

LOS BENEFICIOS PARA GUNMA

Actualmente, más de 60.000 extranjeros viven en la prefectura de Gunma. La cifra de 60.000 es comparable a la población de las ciudades de Annaka y Fujioka. Entre estas 60.000 personas, hay muchas que han vivido en Japón durante mucho tiempo y hablan japonés bastante bien. Pero al ir de compras o recibir servicios, muchos extranjeros tienden a elegir tiendas con empleados de su misma nacionalidad o que pueden hablar idiomas extranjeros.

En particular, esta tendencia es notoria cuando la compra es por una gran cantidad de dinero. Productos como automóviles y seguros, que manejamos, entran en esta categoría. También hay empresas que son apoyadas por muchos extranjeros en el negocio inmobiliario. Nadie quiere equivocarse con una compra cara y, para no fallar, el cliente extranjero quiere escuchar explicaciones en un idioma que pueda entender hasta quedar satisfecho.

Muchas personas tienen un estatus de residencia permanente o de largo plazo que los convierte en comprador de gran potencial para el negocio japonés. Si las tiendas locales tienen personal que esté familiarizado con la cultura japonesa y pueda hablar japonés y su lengua materna, o en algunos casos, tres o más idiomas, habrá más oportunidades comerciales.

Además, existen otras ventajas al tener clientes extranjeros. Tienen su propia red de comunicación que está conectada a través de las prefecturas. De allí que muchos clientes vienen de fuera de la prefectura después de escuchar que pueden comprar en su idioma nativo.

En la red de extranjeros, aún quedan «conexiones horizontales» que no se imponen de arriba hacia abajo, sino que se expanden de manera igualitaria, muy sincronizadas y de manera solidaria entre los miembros de sus comunidades, algo que se ha vuelto raro en el Japón moderno.

La Prefectura de Gunma lanzó el «Modelo Gunma» de convivencia multicultural y co-creación, con el que se espera que el número de extranjeros en la región siga creciendo. En un futuro no muy lejano, la presencia de extranjeros será la diferencia «competitiva» de las empresas locales y que ayudará a desarrollar nuevos mercados.

 

(*) Masao Aizawa. peruano, presidente de Aizawa Corporation. Designado «Personaje clave» para comunicación internacional por el Municipio de Isesaki.

 

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.479 suscriptores

Descarga el App de Súper Tokio Radio