Accidente de barco en Japón: obligaban a capitanes a salir al mar pese a las altas olas

Kazu I, el barco hundido en Hokkaido (Web de la empresa)

 

En su primera presentación pública, el presidente de la compañía turística cuyo barco se hundió en la prefectura de Hokkaido, el sábado pasado, pidió perdón de rodillas por el accidente y dijo que se había equivocado al permitir que la embarcación se hiciera a la mar.

Sin embargo, Seiichi Katsurada, el presidente de Shiretoko Yuransen, solía obligar a los capitanes de sus barcos a partir pese a las altas olas, según fuentes a las que tuvo acceso Kyodo.

Shiretoko Yuransen es conocida en la zona por realizar visitas turísticas aunque hubiera pronósticos de mal tiempo, tal como ocurrió el sábado.

Durante la conferencia de prensa, Katsurada declaró que en la mañana del accidente se había reunido con el capitán del barco desaparecido, el Kazu I, y acordado con él que el mar estaba suficientemente tranquilo como para partir.

Katsurada indicó que el barco partió con la condición de que el capitán podía decidir su regreso a tierra si el mar se ponía bravo.

No obstante, el capitán de otra compañía de barcos turísticos en la zona reveló que el capitán de Kazu I se quejaba de las presiones de Katsurada para no cancelar los tours por mal tiempo. “Tengo que salir (al mar) porque me lo dijeron”, decía.

Katsurada se enfadaba cuando los capitanes que trabajaban para él cancelaban los recorridos turísticos o dudaban en salir por razones de seguridad, según las fuentes.

Las reglas de Shiretoko Yuransen establecen que las visitas turísticas se deben cancelar cuando la velocidad del viento supera los 28,8 kilómetros por hora y es probable que las olas alcancen una altura de un metro.

El día del accidente, a 20 minutos de la partida de Kazu I, se emitió una advertencia meteorológica de olas de más de tres metros de altura.

Aún se desconoce la razón exacta por la cual el barco naufragó. El Ministerio de Transporte ha creado un equipo especial para investigar las operaciones de la empresa.

Por su parte, la Guardia Costera de Japón está investigando el accidente, con la posibilidad de acusar a Shiretoko Yuransen de negligencia profesional causante de muerte.

La empresa organiza visitas turísticas a un sitio reconocido como Patrimonio Mundial Natural y hogar de numerosas especies raras de animales y plantas. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL