Covid-19: Largas colas y precios exorbitantes por el oxígeno en Perú

Planta de oxígeno en Perú (Andina)

Con 179.000 casos acumulados de COVID-19, Perú ha entrado en una nueva fase de pandemia: la desesperada carrera por buscar oxígeno, elemento esencial para los enfermos graves que lleva a los peruanos a hacer colas de cientos de personas durante la madrugada y a pagar hasta diez veces su precio normal.


Cilindros de 10 metros cúbicos a 6.000 soles (1.779 dólares) y recargas por 50 soles (15 dólares) el metro cúbico son los precios exorbitantes que el oxígeno alcanzó esta semana en Perú ante la masiva demanda de miles de personas dispuestas a salvar la vida a su ser querido o paliar su sufrimiento aunque sea por escasas horas.

“Los precios son muy elevados, pero la necesidad apremia y muchas empresas se aprovechan”, reconoció a Efe Erick Vilca, quien desde las 4:30 de la madrugada hace cola junto a unas 100 personas más en uno de los pocos locales que mantiene un “precio justo” por el oxígeno: 15 soles (unos 5 dólares) por metro cúbico.

Aquí Vilca confía en recargar los tres cilindros que trae por unos 270 soles (unos 80 dólares), pues el expendedor solo tiene presión suficiente para llenar el 60 % del tanque, lo que calcula que le durará entre 10 y 15 horas cada uno.

Hasta que encontró este lugar estaba pagando hasta 500 soles (unos 147 dólares) por rellenar cada cilindro. “En total eran 1.500 soles (442 dólares) diarios solo en oxígeno, sin contar los medicamentos y la atención médica”, añadió el muchacho, que ya pagó 2.000 soles (590 dólares) para alquilar uno de los cilindros.

CON EL OXÍGENO A CUESTAS

A ese mismo establecimiento ubicado en el Callao, la ciudad portuaria colindante con Lima, han llegado todos con sus cilindros a cuestas desde distintos puntos de la capital peruana, donde el salario mínimo mensual es de 930 soles (274 dólares).

Los tanques son de tamaños variados, pero todos llevan un número por orden de llegada a la cola y también tienen el nombre y los apellidos de la persona que recibirá ese oxígeno.

La mayoría de ellas se encuentra en casa, recibiendo tratamiento por parte de sus propias familias, ya que en muchos casos desconfían en acudir a alguno de los desbordados hospitales.

Aunque en los nosocomios está de momento garantizado el abastecimiento, la limitada capacidad lleva a que muchos pacientes estén en sillas de ruedas en “zonas COVID-19” instaladas a la intemperie en los estacionamientos de los hospitales. EFE


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine
JAPÓNICA
Anime y manga

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Novedades de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR