Estado de emergencia en Japón: las dudas de Abe y la segunda condición que faltaría cumplir

Primer ministro, Shinzo Abe.

Se agolpan las críticas al gobierno de Japón por su demora en tomar una medida que parece inevitable: declarar el estado de emergencia ante el preocupante aumento de casos de coronavirus en el país.

Japón está a la zaga de países como Francia e Italia que han puesto en marcha acciones drásticas para limitar al máximo el movimiento de personas.

Las dudas del primer ministro Shinzo Abe para adoptar la draconiana decisión se debe a que la base legal de la declaración de emergencia recién se puso por escrito el mes pasado, según el diario Nikkei.

La legislación establece que se deben cumplir dos condiciones: que la propagación del virus pueda dañar en gran medida la vida y la salud de las personas, y que una expansión rápida y en todo el país amenace con causar devastadores perjuicios a la vida de las personas y la economía.

¿Se cumplen ambas? La primera, sí, según el ministro de Revitalización Económica, Yasutoshi Nishimura, pues se está produciendo un incremento de pacientes gravemente enfermos.

¿La segunda? Las opiniones están divididas, pues en algunas áreas rurales se han registrado pocos casos en comparación con las grandes ciudades, con lo cual no se cumpliría la condición de una expansión rápida “en todo el país”.

Si bien Abe ha dicho que “para proteger la vida y la salud de las personas, actuaré sin dudar si es necesario”, el gobernante aún no considera necesaria la declaratoria del estado de emergencia.

La frustración con el gobierno de Japón entre la población creció, según Nikkei, después de que Abe anunció la distribución gratuita de dos mascarillas de tela para cada familia en Japón.

La iniciativa fue recibida con mofa (más de uno se preguntó si era una broma por el día de los inocentes) y el hashtag #Abenomask (mascarillas de Abe) -en alusión a la política económica del primer ministro denominada Abenomics- se convirtió en trending topic.

Por último, aun si Abe decretara el estado de emergencia no dispondría del poder legal que tienen, por ejemplo, los gobernantes en Italia o Francia para obligar a las personas a no salir de casa.

Con el país en emergencia los gobernadores de prefecturas podrían solicitar a la gente que se quedara en casa, pero no castigarla si saliera. Es decir, con estado de emergencia o sin él, todo depende de la voluntad de las personas. (International Press)


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR