Mainichi critica programa de trabajadores extranjeros lanzado por gobierno de Japón

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Trabajador extranjero en Japón.

El gobierno de Japón calculó que 47.550 extranjeros recibirían el nuevo visado de trabajo en el primer año de aplicación del programa implementado en abril para mitigar la escasez de mano de obra en el país.

Sin embargo, hasta el 6 de diciembre, más de ocho meses después de que entró en vigor, solo 1.539 personas lo habían obtenido. La meta está muy lejos y parece imposible que se alcance.

¿Por qué? Mainichi Shimbun llama la atención sobre la falta de preparación (léase improvisación) con la que el gobierno de Japón lanzó el nuevo programa.

Para acceder al visado, los extranjeros deben acreditar cierto nivel de dominio del idioma japonés y de aptitudes en el campo laboral en el que desean trabajar.

De las 14 sectores que comprende el programa, solo en 8 se habían realizado las pruebas de aptitudes hasta noviembre.

Otro problema son los países proveedores de mano de obra, como Vietnam, que no ha avanzado con la suficiente rapidez para poner en marcha los procedimientos necesarios para que funcione el sistema.

Por otro lado, Mainichi Shimbun considera que existe una inconsistencia en el hecho de que Japón inicie un nuevo programa de trabajadores extranjeros mientras mantiene el criticado programa de aprendices extranjeros.

Un aprendiz con tres años de formación en el programa puede solicitar la nueva visa sin necesidad de pasar por exámenes, a diferencia del resto.

Una ventaja del nuevo sistema es que el extranjero puede cambiar de trabajo, algo que no puede hacer un aprendiz. Por esta razón, hay compañías que prefieren mantener a sus aprendices como tales; no los quieren en el otro programa, donde tendrían la libertad para irse.

Además, hay voces (tanto de empresas como de trabajadores) que no le encuentran utilidad al nuevo programa.

Volviendo a los aprendices, el gobierno de Japón está lejos de resolver los problemas de maltratos y deserciones que afectan al programa. Pese a una ley que se aprobó en 2017 para protegerlos, 9.052 pasantes desaparecieron el año pasado. Muchos huyen de sus empleos por las malas condiciones laborales (bajos salarios, largas horas de trabajo, etc.). (International Press)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón

LECTOR