“Los jóvenes de Corea del Sur no protestan contra Japón, sino contra Abe”


TV Asahi



Publicidad

A 74 años de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Corea del yugo japonés (1910-45), el sentimiento antijaponés se expande en Corea del Sur alimentado por las disputas entre los gobiernos de ambos países por razones comerciales y políticas.

¿Qué dicen los ciudadanos de a pie en Corea del Sur con respecto a Japón? Kyodo ha recogido opiniones como la del estudiante universitario de 21 años, Choe Jong Seong: “Odio a Abe. Abe debería pensar en nuestros sentimientos. Todo se debe al hecho de que Japón colonizó Corea. Como primer ministro, Abe debería disculparse con nosotros antes de atacarnos”.

Su abuelo nació en la parte norte de Corea y después de la Segunda Guerra Mundial se vio obligado a vivir separado de su padre.

“Abe es tan cruel que no puede imaginar el dolor de las personas cuya patria se dividió”, agrega.

Una surcoreana en la cuarentena que dirige un restaurante japonés aporta otra mirada a la situación: “Creo que las tensiones actuales entre Japón y Corea del Sur han sido causadas por la fricción entre los dos líderes políticos. Yo misma he usado productos japoneses desde la infancia. Estoy a favor de Japón”.

La mujer hace notar que muchos jóvenes están asumiendo un rol activo en las campañas contra Japón, y cree que son fácilmente influenciables por lo que se difunde a través de las redes sociales.

Sin embargo, matiza: “Me gustaría que los japoneses supieran que los jóvenes surcoreanos no protestan contra Japón, sino contra (el primer ministro japonés) Abe”.

Por su parte, Kim Moon Young, empleado de una empresa comercial, adopta una posición realista: “Los que hacen negocios saben que casi todas las industrias en nuestro país no podrían sobrevivir sin las transacciones con Japón. Estas personas no se unirán a la campaña anti Japón”.

Kim cree que el presidente surcoreano Moon Jae-in utilizó el nacionalismo y el sentimiento antijaponés para reforzar su popularidad.

Entre las personas entrevistadas por Kyodo figuran dos japoneses.


Keiko Kanehira, una guia turística de 31 años, responsabiliza a Abe por las tensiones entre los dos países: “No sé cómo ve a Corea del Sur, pero no tiene derecho a impedir que nos comuniquemos con los surcoreanos”.

La mujer opina que Abe fue grosero con Corea del Sur, haciendo notar que el primer ministro nipón evadió reunirse de manera personal con Moon cuando este asistió a la cumbre del G20 realizado en junio en Osaka.

Finalmente, Takeshi Kato, un ingeniero de 35 años que vive en Seúl, dice que en la mayoría de tiendas y restaurantes de la ciudad la gente es amable con los japoneses, aunque a veces se topan con “extremistas”. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario