Cada vez más gente en Japón alquila coches para dormir, comer, trabajar o cantar


Publicidad

¿Para qué una persona alquila un coche? Para desplazarse de un sitio a otro. Obvio, ¿no? No, al menos no en Japón, donde un número cada vez mayor de clientes de compañías de alquiler de vehículos los usan para cosas que no guardan ninguna relación con movilizarse.

Orix Auto tiene alrededor de 230.000 usuarios registrados, algunos de los cuales rentan sus vehículos, pero nunca los manejan para desconcierto de la compañía, que no es la excepción, revela Asahi Shimbun.

Times24, con más de 1,2 millones de usuarios registrados, realizó una investigación para descubrir cómo utilizaban algunos clientes sus coches.

  • Un usuario alquilaba los coches para tomar una siesta o usarlos como oficina de trabajo.
  • Una persona guardó bolsos y otras pertenencias personales en un coche debido a que los casilleros que operan con monedas de las inmediaciones estaban llenos.
  • “Alquilé un automóvil para comer un bento que compré en una tienda porque no pude encontrar otro lugar para almorzar”.
  • “Por lo general, el único lugar donde puedo tomar una siesta cuando visito a mis clientes es un cibercafé frente a la estación, pero alquilar un auto para dormir cuesta unos pocos cientos de yenes, casi lo mismo que quedarse en el cibercafé”.

Para alquilar uno de los coches de Times24 solo hay que pagar alrededor de 400 yenes (3,7 dólares) por 30 minutos. El auto puede ser recogido en cualquiera de los más de 12.000 puntos que tiene en todo Japón. Es decir, es de fácil acceso. Los vehículos se pueden reservar en cualquier momento, las 24 horas del día, y usar de inmediato.

No son pocos quienes les dan un uso ajeno a la conducción. Y cada vez son más. A través de una encuesta a 400 clientes, la compañía NTT Docomo descubrió que uno de cada ocho de los usuarios de su servicio de alquiler utilizaba sus vehículos para algo distinto del transporte.

Principales usos (fuera del transporte):

Dormir o descansar.

Para hablar por teléfono con amigos, familiares y clientes.

Para ver televisión.

Para vestirse para Halloween.

Para practicar canto.

Para practicar inglés.

Para combatir el calor en verano o para mantenerse caliente durante el invierno.

(International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario