Esposa de Carlos Ghosn reclama a Francia mayor apoyo


 


Publicidad

La esposa de Carlos Ghosn dejó Japón y viajó a París para pedir ayuda al gobierno de Francia.

En declaraciones realizadas a Financial Times, Carole Ghosn dijo: “Creo que el gobierno francés debería hacer más por él. No creo que haya tenido suficiente apoyo y está pidiendo ayuda. Como ciudadano francés, debería ser un derecho”.

Ghosn fue arrestado la semana pasada poco menos de un mes después de ser liberado bajo fianza. El expresidente de Nissan fue arrestado por primera vez en noviembre pasado y estuvo 108 días encerrado.

Su esposa dijo que el encierro de 108 días ha hecho de él “una persona diferente”. “Se podía ver el miedo en sus ojos”, comentó aludiendo al estado de Ghosn cuando se rumoreaba que sería detenido otra vez.

El abogado del expresidente de Nissan, Junichiro Hironaka, dijo que la fiscalía había confiscado el teléfono móvil, documentos, cuadernos y diarios de Ghosn, así como el pasaporte libanés y el teléfono móvil de su esposa.

La fiscalía, sin embargo, no descubrió su pasaporte estadounidense.

“Estoy sola aquí. Es traumático lo que sucedió. Si mi esposo está detenido y yo estoy aquí (en Japón), no seré útil. Me voy a Francia”, dijo Carole antes de dejar Japón.

La televisión francesa emitió la semana pasada una entrevista hecha a Ghosn antes de que fuera detenido y en la que pedía ayuda al gobierno de Francia. El ejecutivo posee ciudadanía francesa, libanesa y brasileña.

Los fiscales podrán retener a Ghosn hasta 22 días sin presentar cargos contra él. Con la nueva orden de arresto, es posible que sea interrogado sin la presencia de su abogado, como se estila en Japón.

El concesionario en Omán, Suhail Bahwan Automobiles, recibió 15 millones de dólares de Nissan entre diciembre de 2015 y julio de 2018 y transfirió 5 millones de dólares a una cuenta bancaria de Good Faith Investments, una firma de inversiones libanesa de Ghosn, según la parte acusadora.

Se sospecha que la transferencia de la firma omaní a la libanesa se realizó a través de varias compañías para ocultar el flujo de fondos.

Asimismo, se sospecha que Good Faith Investments envió dinero a una compañía con sede en California de la que el hijo de Ghosn es el CEO. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario