Temen que mayor facilidad para hacer pruebas prenatales lleve a más abortos en Japón


En 2013 se introdujeron en Japón las pruebas prenatales no invasivas para detectar anomalías cromosómicas en bebés por nacer en un número limitado de instituciones médicas. Hoy, 92 tienen autorización para realizarlas. Hasta septiembre del año pasado, se habían llevado a cabo más de 65.000 pruebas.


Publicidad

La Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Japón ha propuesto ampliar el número de instituciones médicas autorizadas para hacer las pruebas prenatales, revela Mainichi Shimbun.

La organización aboga por simplificar los requisitos y procedimientos para la realización de los mencionados tests.

Sin embargo, existe la preocupación de que al hacer más accesibles las pruebas aumenten los abortos, considerando que más del 90 % de mujeres cuyos resultados muestran anormalidades cromosómicas deciden abortar.

Las pruebas analizan pequeñas cantidades de ADN del bebé por nacer en la sangre de la madre para determinar las probabilidades de que tenga tres tipos de trastornos, entre ellos el síndrome de Down, causado por una anomalía cromosómica.

Actualmente, las instituciones médicas están obligadas a ofrecer asesoramiento, a través de especialistas, a las personas que quieren someterse a las pruebas.

La nueva propuesta establece que las mujeres reciban información por parte de obstetras y ginecólogos que han recibido una capacitación especial sobre el tema. Ya no sería necesaria la participación de especialistas genéticos y pediatras.

La designación de las instituciones que pueden realizar las pruebas ya no estaría a cargo de la Asociación Japonesa de Ciencias Médicas, sino de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Japón.

Tomoyuki Fujii, presidente de la junta ejecutiva de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Japón, defendió la iniciativa subrayando la “terrible situación” que atraviesan muchas mujeres embarazadas que se someten a pruebas neonatales en sitios no autorizados que simplemente administran un análisis de sangre sin cumplir con los protocolos de rigor, “lo que deja a esas mujeres en pánico cuando el resultado es positivo”.

La organización recogerá opiniones sobre su propuesta a través de su sitio web y una aplicación para mujeres embarazadas hasta el 25 de marzo.

Por su parte, la Sociedad de Síndrome de Down de Japón pidió un debate nacional sobre el tema que trascienda los límites de las organizaciones involucradas. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario