Taro Aso: de tomar como “ejemplo” a los nazis a culpar a las personas que no tienen hijos


Taro Aso (TV Asahi)

 


Publicidad

El ministro de Finanzas, Taro Aso, volvió a las andadas. Esta vez, por culpar a las personas que no tienen hijos por los aumentos de los costos de la seguridad social en una sociedad cuya población envejece rápidamente y se reduce todos los años.

“Hay muchas personas que dicen que los ancianos son los culpables, pero eso es incorrecto. El problema son los que no tienen hijos”, dijo Aso en un seminario celebrado en la prefectura de Fukuoka, según Kyodo.

Al día siguiente, en la Dieta, un legislador lo criticó por su insensibilidad con respecto a las personas que quieren tener hijos pero no pueden. Aso tuvo que dar marcha atrás. “Retiro el comentario si ha causado algún malentendido”, dijo.

En Fukuoka, el ministro también dijo que “el envejecimiento de la población combinado con la disminución del número de niños es un problema grave a mediano y largo plazo”, según Asahi Shimbun.

En abril del año pasado, Aso generó críticas e incluso pedidos de renuncia cuando minimizó una denuncia de acoso sexual contra un exviceministro y dijo que si las víctimas existían, entonces que dieran la cara.

En agosto de 2017, el ministro causó rechazo al decir que “Hitler, que mató a millones de personas, no es bueno aunque su motivo haya sido correcto”. Aso tomó como ejemplo a Hitler para defender su posición de que en política lo importante es conseguir resultados, no la razón por la cual alguien se hace político. El ministro tuvo que retractarse.

No fue, sin embargo, la primera que vez que tomó “ejemplo” a los nazis. En 2013, durante un discurso sobre una posible modificación de la Constitución de Japón, Aso dijo que los nazis cambiaron la Constitución alemana sin que nadie se diera cuenta y preguntó por qué los japoneses no podían aprender de esa “técnica”.

En diciembre de 2014, también responsabilizó a los mujeres que no son madres por los crecientes costos de la seguridad social.

Los ancianos tampoco se han salvado de sus dardos. Una vez se refirió a los jubilados como “chochos” que “comen y beben y no hacen ningún esfuerzo” y son una carga para el Estado.

Aso también se manifestó en contra de los tratamientos artificiales para prolongar la vida y dijo que la carga del Estado disminuiría si se dejara a los ancianos “darse prisa y morirse”. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario