Empresas y sindicatos en Japón coinciden en aumentar ingresos de trabajadores, pero discrepan en la forma

Empresarios y sindicatos en Japón están en plenas negociaciones salariales en un año clave para el país porque en octubre el impuesto a las ventas se elevará de 8 a 10 %.


Publicidad

Justo la NHK puso énfasis en una cuestión que considera fundamental: ¿conseguirán los trabajadores unos aumentos salariales suficientes para lidiar con la subida impositiva?

Las empresas están representadas por la mayor organización patronal de Japón, Keidanren, y los trabajadores por el grupo sindical Rengo.

Keidanren está a favor de las subidas salariales. Su presidente, Hiroaki Nakanishi, expresó su deseo de que las empresas encuentren la forma de aumentar las remuneraciones de sus empleados, así como de mejorar sus condiciones de trabajo.

La posición de la organización patronal no es nueva. Este es el sexto año consecutivo en que pide una subida de los ingresos anuales de los trabajadores.

Sin embargo, no pide que los aumentos se realicen a través del alza de los salarios mensuales, sino de las bonificaciones.

Por su parte, Rengo aboga por una subida de 2 % del sueldo básico.

El líder del grupo sindical, Rikio Kozu, dijo que las bonificaciones son importantes, pero aclaró que algunas pequeñas empresas no las contemplan en sus sistemas de pago u ofrecen bonasu muy bajas.

Por eso, insistió, su objetivo es que suban los salarios mensuales.

El año pasado, Keidanren, recogiendo un pedido del gobierno de Japón a las empresas, solicitó a las empresas que forman parte de la organización que subieran las remuneraciones en un 3 %. Es inusual que Keidanren establezca una meta numérica.

El llamado de la organización rindió frutos, pues las grandes compañías aumentaron los salarios mensuales en aproximadamente un 2,5 % y se otorgaron bonificaciones de verano e invierno récord.

¿Cómo reaccionarán las grandes compañías este año? No lo sabremos hasta marzo, cuando responderán a las demandas de los sindicatos.

Este año, advirtió la NHK, existe preocupación por los posibles efectos negativos de la subida del impuesto al consumo (se teme un enfriamiento de la economía), así como por la disputa comercial entre Estados Unidos y China. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario