La fiscalía nipona acusa formalmente a Ghosn por no declarar US$83 millones

La detención provisional del expresidente de Nissan vencía hoy

Carlos Ghosn (TV Asahi)

La fiscalía de Tokio acusó hoy formalmente al expresidente de Nissan Carlos Ghosn de no declarar parte de sus ingresos pactados con la compañía y de violar la confianza de la misma, lo que se suma a otros cargos.


Publicidad

La fiscalía presentó esta nueva acusación formal ante el tribunal de Tokio que lleva el caso el mismo día en que expira el período de detención provisional de Ghosn, quien permanece bajo arresto en un centro penitenciario de la capital nipona desde el pasado 19 de noviembre y quien ayer no pudo comparecer debido a que se encontraba indispuesto por padecer mucha fiebre.

PEDIRÁ LIBERTAD BAJO FIANZA

La defensa de Ghosn, por su parte, ha anunciado que pedirá hoy la libertad bajo fianza del acusado al finalizar el plazo de detención provisional que había fijado el tribunal, según dijo su equipo de abogados en una nota de prensa.

La primera de las nuevas acusaciones formales sostiene que Ghosn habría violado la normativa empresarial nipona al utilizar a Nissan Motor para cubrir una serie de pérdidas financieras personales durante la crisis de 2008 y por los pagos realizados a un empresario saudí, informó en un comunicado el tribunal.

La fiscalía también acusa a Ghosn, a Nissan y a Gregg Kelly, otro alto ejecutivo de la firma, de no haber declarado parte de las compensaciones recibidas por el máximo responsable de la empresa entre marzo de 2015 y marzo de 2018, período que abarca los últimos tres ejercicios fiscales nipones.

Esto se suma a la acusación formal por este mismo delito en el período comprendido entre marzo de 2011 y de 2015, que ya fue tramitada por el tribunal de Tokio el pasado diciembre.

GHOSN NO DECLARÓ US$83 MILLONES

Las cantidades presuntamente no declaradas por el empresario francobrasileño a las autoridades niponas ascenderían a unos 9.000 millones de yenes (72 millones de euros/83 millones de dólares) en un plazo de ocho años, según la documentación presentada por la fiscalía.

El ejecutivo, de 64 años, negó haber cometido irregularidades durante su primera comparecencia ante un juez el pasado martes, mientras que su defensa afirmó que Nissan había dado el visto bueno a todas las compensaciones recibidas por Ghosn y que por tanto el delito de violar la confianza de la empresa no procedía.

Por este motivo, sus abogados presentaron el pasado miércoles una solicitud ante el tribunal para obtener la liberación del acusado, petición que fue rechazada por el juez. EFE


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario