Presupuesto récord en Japón para mitigar impacto negativo del aumento del impuesto


Japón prepara medidas para atenuar el impacto negativo en la economía de la subida del impuesto al consumo de 8 a 10 % en octubre de 2019.


Publicidad

El gobierno nipón aprobó un proyecto de presupuesto de 101,46 billones de yenes (912 mil millones de dólares) para el año fiscal 2019, que incluye fondos para impulsar la economía tras el aumento impositivo.

2,03 billones de yenes (18.200 millones de dólares) se destinarán al financiamiento de “medidas extraordinarias” para apoyar el consumo privado, reveló Kyodo.

El gobierno asignará recursos para fortalecer infraestructura, como carreteras y terraplenes, y adquirir equipos para servicios de emergencia después de que el país sufrió un verano inusualmente duro plagado de desastres naturales.

El gasto en proyectos de obras públicas ascenderá a 6,91 billones de yenes (62.100 millones de dólares), un 15,6 % más con respecto al año anterior.

Asimismo, se destinarán fondos para proporcionar cupones de compra a hogares con bajos ingresos o niños pequeños e incentivos para la adquisición de viviendas.

El presupuesto, que será presentado en la Dieta en enero, supera los 100 billones de yenes (898 mil millones de dólares) por primera vez en medio del aumento de los gastos de seguridad social y defensa.

Esto significa, según Kyodo, que Japón está lejos de restaurar su salud fiscal a pesar del aumento de los ingresos fiscales.

Los gastos de seguridad social representan más de un tercio del presupuesto total, una cifra récord de 34,06 billones de yenes (306.100 millones de dólares) en un país cuya población envejece rápidamente.

El presupuesto de defensa también alcanzará un máximo histórico de 5,26 billones de yenes (47.286 millones de dólares), para cubrir la implementación del sistema de defensa de misiles Aegis Ashore y media docena de cazas F-35A.

Asumiendo que la economía de Japón crecerá un 1,3 % en el año fiscal 2019, se espera que los ingresos fiscales aumenten un 5,8 % interanual a 62,5 billones de yenes (561.800 millones de dólares), también una cifra récord.

El 32,2 % del presupuesto se financiará con deuda pública en comparación con el 43 % de media década atrás, gracias a la subida sostenida de los ingresos fiscales.

Sin embargo, Japón sigue teniendo una pobre salud fiscal.

556.600 millones de yenes (5.000 millones de dólares) se destinarán a la asistencia oficial para el desarrollo en el extranjero.

Por último, se asignarán 14.400 millones de yenes (129,4 millones de dólares) a las actividades relacionadas con la abdicación del emperador Akihito y la ascensión del príncipe heredero Naruhito al trono, con presencia de mandatarios de todo el mundo. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario