Gobernador de Okinawa no logra que Japón dé marcha atrás en construcción de nueva base

El ministro de Defensa y el gobernador de Okinawa (TV Asahi)

 


Publicidad

Los gobiernos de Japón y Okinawa siguen sin ponerse de acuerdo. La construcción de una nueva base militar estadounidense continúa enfrentándolos.

El gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, no logró el jueves persuadir al gobierno central de que no siga adelante con las obras de recuperación de tierras para la reubicación de la base de Futenma, que según lo acordado por los gobiernos de Japón y Estados Unidos será trasladada de la ciudad de Ginowan a la de Nago.

Está previsto que el viernes comiencen las obras.

Tamaki se reunió por separado con el secretario jefe del gabinete, Yoshihide Suga, y el ministro de Defensa, Takeshi Iwaya, en Tokio, revela Kyodo.

El gobernador okinawense pidió al gobierno central que reconsidere su decisión. Suga, según el gobernador, le dijo que el gobierno central reconoce la posición de Okinawa, pero que no dará marcha atrás.

Tamaki le dijo a Suga que la posición del gobierno de Japón llevaría a los residentes de Okinawa a expresar su indignación con mayor fuerza aún.

Por su parte, el ministro de Defensa sostuvo que el traslado de la base es “la única solución” para eliminar los riegos que representa Futenma, situada cerca de escuelas y casas, mientras paralelamente se mantiene el poder de disuasión de la alianza de seguridad Japón-Estados Unidos.

La reubicación de la base, según el ministro, contribuirá a reducir la carga de la población de Okinawa, que alberga la mayor parte de las instalaciones militares de Estados Unidos en Japón.

Sin embargo, Tamaki dijo que solo se reducirá la carga de los okinawenses si el gobierno decide no construir la nueva base.

El gobernador okinawense expresó su decepción por la postura del gobierno central, pero dijo que continuará buscando el diálogo con el Ejecutivo para resolver sus diferencias.

Tamaki fue elegido gobernador en septiembre. Durante la campaña hizo patente su rechazo al traslado de la base. La máxima autoridad de Okinawa tiene previsto organizar un referéndum en la prefectura sobre el plan con la idea de mostrar la oposición local a la instalación militar. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario