Los padres de la princesa Mako exigieron explicaciones al novio por sus problemas financieros


TV Asahi

Si la princesa Mako y su novio Kei Komuro aplazaron sorpresivamente su boda fue por motivos financieros. En concreto, por problemas de dinero de la familia de Komuro, según una revista cuya versión recoge Asahi Shimbun.


Publicidad

Los padres de Mako, el príncipe Fumihito y la princesa Kiko, exigieron a Komuro y su madre que expliquen su situación financiera.

Si esta no se aclara, les dijeron, era improbable que el matrimonio gozara del afecto público. Para los padres de Mako es necesario que esta, como integrante de la casa imperial, tenga la bendición de los japoneses.

Cuando el novio de la princesa se convirtió en personaje público, medios japoneses publicaron informes sobre los problemas financieros de su familia.

Los padres decidieron intervenir cuando comenzaron a aparecer más reportajes periodísticos sobre el tema, que fue planteado en varias reuniones entre las dos familias en las que también participó la princesa.

Komuro, según las fuentes, les aseguró a los padres de su novia que los reportajes no son correctos. De ser necesario, ellos consideran que el novio debe realizar una presentación pública para explicar los hechos y desmentir los informes de la prensa.

Los abuelos de Mako, el emperador Akihito y la emperatriz Michiko, se han mantenido al tanto del desarrollo de los acontecimientos.

Mako y Komuro anunciaron sus planes de casarse en septiembre de 2017. Estaba previsto que la boda se celebraría en noviembre de este año. En febrero, la pareja anunció que posponía su boda por dos años y que necesitaba más tiempo para prepararla.

Komuro viajó a Estados Unidos el 7 de agosto para continuar sus estudios de derecho durante tres años. Pese a su prolongada ausencia, aún tiene la intención de casarse con Mako.

Aunque las mujeres de la familia imperial pasan a ser plebeyas cuando se casan, para preservar su dignidad el gobierno de Japón proporciona a la pareja un único pago, que en el caso de Mako ascendería a unos 100 millones de yenes (alrededor de 900.000 dólares). (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario