Gracias al Fair Play y con ayuda de Colombia, Japón clasifica a octavos de final

Foto FIFA / Getty Images

 


Publicidad

Colombia y Senegal empatan a cero y Polonia le anota a Japón. Así las cosas, los Samuráis Azules quedan eliminados del Mundial y clasifican los colombianos y los senegaleses. Desesperación en Japón, hasta que los japoneses reciben una mano de los sudamericanos cuando Yerry Mina marca de fuerte cabezazo.

Japón y Senegal igualan en puntos, diferencias de goles y goles anotados, pero los japoneses clasifican porque tienen menos tarjetas amarillas.

Lo saben los africanos, que se sintieron prematuramente clasificados y en los últimos minutos de su partido contra Colombia se lanzan con todo en busca del gol de la clasificación. Y lo saben los japoneses, que pese a ir perdiendo no se arriesgan porque otro gol de Polonia los dejaría sin Mundial.

Japón es la primera selección que clasifica a octavos de final gracias al Fair Play (cuatro tarjetas amarillas, dos menos que los senegaleses). Su rival en la siguiente fase será Inglaterra o Bélgica, dos de las selecciones que más han impresionado en lo que va del Mundial y con mayor potencia goleadora.

El técnico japonés, Akira Nishino, realizó seis cambios con respecto al anterior partido. Dejó en el banco a jugadores como Makoto Hasebe, Yuya Osako y Takashi Inui, que ingresaron en el segundo tiempo. Keisuke Honda, que empezó como suplente los dos anteriores partidos y fue decisivo en el triunfo ante Colombia y el empate frente a Senegal, y Shinji Kagawa vieron todo el juego desde el banco.

El partido contra Polonia fue el vigésimo de Japón en los Mundiales. Desde 1998, el primero en el que participó, no ha faltado a ninguna Copa del Mundo y por tercera vez accede a octavos de final. Jamás ha llegado a cuartos de final. ¿Cambiará esta vez la historia? (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario