Piden pena de muerte para japonés acusado de asesinar a una niña vietnamita

Le Thi Nhat Linh

 


Publicidad

El 24 de marzo del año pasado, Yasumasa Shibuya metió a Le Thi Nhat Linh, una niña vietnamita de nueve años, en su coche, abusó sexualmente de ella y la asesinó. Después abandonó su cuerpo cerca de una zanja en la ciudad de Abiko, prefectura de Chiba.

Esta es la posición de los fiscales, que durante el juicio que se le sigue pidieron la pena de muerte para Shibuya, el hombre de 47 años que se desempeñaba como presidente de la asociación de padres de la escuela donde la niña estudiaba, informó la agencia Kyodo.

Shibuya cometió un delito “de sangre fría y cruel” al secuestrar, violar y estrangular a la pequeña, alegaron.

“El acusado no muestra signos de remordimiento. El sufrimiento de Linh, que murió en un país extranjero, está más allá de la imaginación”, subrayaron.

El acusado se ha declarado inocente. Según Shibuya, los cargos contra él son fabricados. “Deseo un juicio justo por el bien de mis dos hijos, que me están esperando y creen en mí”, dijo.

En el coche de Shibuya se encontraron sangre y saliva que, según análisis de ADN, pertenecían a la niña. Además, se halló ADN de Shibuya en el cuerpo de la víctima.

La defensa legal del acusado sostuvo que las muestras de ADN podrían haber sido colocadas deliberadamente por la policía.

Los fiscales replicaron que los resultados de las pruebas de ADN eran creíbles debido a que se detectó sangre en un área extensa, lo que indica que fue dejada durante el crimen.

Shibuya dijo que el día en que Linh desapareció se estaba preparando para ir a pescar. Los fiscales dijeron que la coartada del acusado no es creíble debido a que se contradice con los testimonios de otras personas.

Está previsto que el tribunal falle el 6 de julio.

El padre de Linh, Le Anh Hao, exigió la semana pasada la pena de muerte para Shibuya. Su hija desapareció cuando iba a pie a la escuela. Estudiaba en tercer grado de primaria. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario