Abe quiere reunirse con Kim Jong-un y pedirá ayuda a Trump

FOto KCNA

 


Publicidad

El gobierno de Japón quiere una cumbre entre su primer ministro Shinzo Abe y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y así se lo ha hecho saber al gobierno norcoreano, según fuentes diplomáticas a las que tuvo acceso la agencia Kyodo.

¿Por qué quiere Japón una reunión entre ambos mandatarios? Abe quiere que Kim resuelva el tema de los japoneses secuestrados por Corea del Norte y sus programas de desarrollo nuclear y de misiles.

Abe también espera decirle que la implementación de una declaración firmada en 2002 entre ambos países beneficiará económicamente a Corea del Norte.

Está previsto que Kim se reúna con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en abril, y con el de Estados Unidos, Donald Trump, en mayo. A Japón le preocupa que en este escenario el tema de los secuestrados quede relegado a un segundo plano.

Abe pedirá ayuda a Trump para poder reunirse con Kim, de acuerdo con las fuentes.

Japón ya ha dado pasos en esa línea. Este mes, el ministro de Asuntos Exteriores, Taro Kono, solicitó al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y a la ministra de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung Wha, que transmitan a Corea del Norte el deseo de Japón de reunirse con Kim.

No obstante, Japón mantiene su postura de maximizar la presión sobre Corea del Norte para que abandone sus programas de desarrollo nuclear y de misiles, motivo por el cual queda por ver si Kim estará dispuesto a encontrarse con Abe.

Habría, sin embargo, espacio para la esperanza. En febrero, el ministro de Asuntos Exteriores de Mongolia, Damdin Tsogtbaatar, comunicó a Corea del Norte la intención de Japón de celebrar una cumbre con Kim y la respuesta fue positiva. Mongolia tiene buenas relaciones con Corea del Norte.

En 2002, el primer ministro japonés Junichiro Koizumi se reunió con el líder norcoreano Kim Jong-il, quien admitió que su país había secuestrado a 13 japoneses, de los cuales –dijo– ocho habían muerto, y permitió el retorno a Japón de los cinco restantes.

Japón, sin embargo, sostiene que Corea del Norte secuestró a 17 japoneses en las décadas de 1970 y 1980. Además, cuestiona la versión norcoreana de que ocho de los secuestrados están muertos.

La declaración de 2002 establece que Japón extenderá su cooperación económica con Corea del Norte tras normalizar sus relaciones. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario