Expertos piden a Corea del Sur revisar acuerdo con Japón sobre “esclavas sexuales”

Moon Jae-in


Publicidad

Un panel de expertos pidió al Ejecutivo surcoreano que revise el acuerdo alcanzado con Japón en 2015 para resolver la cuestión de las “esclavas sexuales”, un tema que es motivo de frecuentes encontronazos diplomáticos entre ambos países.

El panel, compuesto por miembros del Gobierno de Seúl, y expertos en historia y relaciones diplomáticas con Tokio, fue encomendado por el Gobierno que lidera el presidente Moon Jae-in con la tarea de analizar el pacto bilateral cerrado por el anterior Ejecutivo, y que generó fuertes críticas en Corea del Sur.

Japón y Corea del Sur acordaron en diciembre de 2015 zanjar de forma “final e irreversible” el tema de las “esclavas sexuales”, con la condición de que Tokio pidiera disculpas por los abusos cometidos sobre la población durante su colonización de Corea y abonara 1.000 millones de yenes (7,4 millones de euros) a una fundación de apoyo a las víctimas.

Sin embargo, asociaciones de antiguas “esclavas sexuales” y otras voces de la sociedad surcoreana consideraron que las disculpas de Japón no fueron suficientes y que el Gobierno no tuvo en cuenta a las víctimas de los abusos para cerrar el pacto, por lo que reclamaron una revisión del mismo.

El panel designado por el nuevo Ejecutivo de Moon ha dado la razón a los críticos con el pacto y ha llamado al Gobierno a buscar un nuevo pacto con Japón, según las conclusiones de su informe presentadas en Seúl.

“A partir de estas conclusiones, recopilaremos las opiniones de las víctimas y de otros actores implicados para avanzar con un enfoque más centrado en ellos”, dijo en rueda de prensa la ministra surcoreana de Asuntos Exteriores, Kang Kyung-wha.

Kang también afirmó que Seúl “actuará con cautela y con consideración hacia el posible impacto que (la revisión del pacto) podría tener en las relaciones con Japón”, en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

Tokio, por su parte, tachó de “totalmente inaceptable” la revisión del pacto, y pidió a Seúl que se atenga a lo acordado con el fin de resolver definitivamente este espinoso asunto.

“No vemos ningún problema en el proceso que llevó a alcanzar un acuerdo, y que se basó en una legítima negociación entre dos Gobiernos”, expresó el ministro nipón de Exteriores, Taro Kono, en un comunicado.

El conflicto de las esclavas sexuales, llamadas eufemísticamente “mujeres de confort”, ha causado en las últimas décadas frecuentes roces entre Tokio y Seúl y se ha convertido en el principal escollo en sus relaciones bilaterales.

Se calcula que unas 200.000 niñas y adolescentes -la mayoría coreanas- fueron víctimas de abusos sexuales por las tropas niponas, principalmente en China y la península coreana, desde los años 30 del siglo pasado y sobre todo al final de la II Guerra Mundial concluida en 1945. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario