Misil en Japón: cuando el trabajo parece importar más que la vida

Ciudadanos en Japón se refugian (TV Asahi)

Recibes un mensaje que dice que Corea del Norte ha lanzado un misil que está sobrevolando Japón. Lo primero en lo que piensas, obviamente, es en ponerte a salvo. ¿El trabajo? Pasa a segundo plano, primero es la vida.




Publicidad

Así, en teoría, debería ser. Sin embargo, el martes muchos trabajadores recibieron mails de sus empresas en los que pesar de que se les advertía del misil, también se les decía que tenían que ir a trabajar.

En las redes sociales se han publicado algunos mensajes enviados por compañías a sus empleados. Esta, que recoge el sitio SoraNews24, sorprende por su extrema frialdad:

“Parece que Corea del Norte ha lanzado un misil y está pasando por Japón. Por favor, venga a trabajar como de costumbre”.

Otra compañía, al menos, mostró cierta consideración:

“Hemos recibido información de que Corea del Norte ha lanzado un misil. Por favor, venga a trabajar después de haber verificado en las noticias que es seguro”.

Estos mensajes despertaron comentarios irónicos y críticos de tuiteros japoneses, algunos de los cuales reproduce SoraNews24:

“Japón: ‘Lanzar un misil durante las horas de trabajo… ¡esos tipos están locos!”.

“Corea del Norte: ‘Ir a trabajar hasta cuando se ha lanzado un misil… ¡esos tipos están locos!”.

“Japón, el país donde se lanza un misil, y las personas no se preocupan por la advertencia del gobierno para refugiarse, y en su lugar solo tienen la irreal preocupación de si deben ir a trabajar. Esto es verdaderamente terrible”.

“Recibí la advertencia de J-Alert y me refugié. Cuando llegué tarde al trabajo, compañeros de trabajo me miraron como si estuviera loco. Japón da miedo.”

“Los salarymen japoneses tienen que escuchar a sus jefes ante que al gobierno. Si no lo hacen, entonces sus medios de subsistencia están en peligro, especialmente los padres de familia. Están encadenados a sus trabajos”. (International Press)

 

Publicidad
Publicidad

1 Comentario

Deja tu comentario