Controversia en Japón por el impuesto “sayonara”

La Agencia de Turismo de Japón busca recursos para promover al país como destino turístico en el extranjero. ¿Y de dónde piensa obtenerlos? De los mismos turistas.

El impuesto de salida (que Asahi Shimbun llamada el impuesto “sayonara”) es una propuesta puesta sobre la mesa para contribuir a alcanzar la meta del gobierno de Japón para 2020: 40 millones de turistas extranjeros.

El año pasado, Japón recibió más de 24 millones de turistas extranjeros, una subida de un 20 % interanual. Una cifra récord, pero de ahí a 40 millones media un gigantesco salto a cubrir en tres años.

La agencia sostiene que Japón necesita elevar su perfil global para alcanzar la meta, y que para eso requiere recursos que el impuesto “sayonara” podría proveer.

Para defender su posición, pone como ejemplos a Australia y Corea del Sur. El primero cobra el equivalante a alrededor de 5.000 yenes (45 dólares) para quienes abandonan el país por vía aérea, mientras que el segundo exige un pago de 1.000 yenes (9 dólares).

Si en 2016 todas las personas que salieron de Japón, tanto japoneses como extranjeros, hubieran pagado 1.000 yenes por salir del país, se habrían podido recaudar aproximadamente 41 mil millones de yenes (371 millones de dólares).

Para llegar a la meta de 40 millones, la agencia propone una amplia gama de iniciativas, como ampliar la organización de eventos de relaciones públicas en el extranjero y de los servicios multilingües en Japón.

El impuesto, como era previsible, tiene detractores. “No hay manera de que lo apoyemos”, dijo un funcionario de la industria turística en declaraciones recogidas por Asahi.

Si el gravamen se aplica, la estadía de los extranjeros en Japón se encarecería.

Además, los principales aeropuertos japoneses cobran de 1.000 a 3.000 yenes (27 dólares) por pasajero adulto de vuelos internacionales como carga aeroportuaria.

Otro punto que esgrimen los opositores a la iniciativa: no existe garantía de que la ampliación de campañas de promoción en el extranjero y de servicios en varios idiomas asegure un gran aumento de turistas extranjeros en Japón. (International Press)

 



Publicidad

1 Comentario

  1. Más impuestos, quiere atraer turismo o alejarlo , las cosas son carísimas y encima se tiene q pagar este impuesto q va alejar al turismo nacional e internacional. No se trata de sacar el jugo al turista

Deja tu comentario