Gobernador de Ibaraki se radicaliza y promete no permitir la energía nuclear

Planta nuclear de Tokai (japc.co.jp)

Fue tajante. El gobernador de la prefectura de Ibaraki, Masaru Hashimoto, dijo que no aprobará el reinicio de la central nuclear de Tokai Nº 2, que suspendió sus operaciones en marzo de 2011 tras el accidente nuclear de Fukushima.

Hashimoto (71), que postula por un séptimo mandato, radicalizó su anterior postura, en la que daba visto bueno a la reanudación de la central bajo ciertas condiciones, informó la agencia Kyodo.

Apenas el mes pasado, cuando anunció su intención de postular nuevamente, Hashimoto declaró: “No vamos a permitir el reinicio a menos que la seguridad de la planta y el plan de evacuación muestren ser viables”.

Esta vez fue más lejos. “No voy a aprobar un reinicio”. Con esta declaración, Hashimoto inició su campaña para las elecciones que se realizarán el 27 de agosto. El gobernador dijo que se conducirá en la dirección de “no aceptar la energía nuclear”.

El destino de la central nuclear de Tokai es uno de los controvertidos temas en campaña, según Kyodo.

Hashimoto rivalizará con Kazuhiko Oigawa, un exejecutivo que cuenta con el respaldo del gobernante Partido Liberal Demócrata y su aliado Komeito, y Makomi Tsuruta, lideresa de un grupo sin fines de lucro apoyado por el Partido Comunista japonés. (International Press)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario