Chile llega a la final de la Copa Confederaciones con Bravo como héroe

Foto Getty Images / FIFA

 

Ignacio Ortega / EFE

Chile se clasificó hoy para la final de la Copa Confederaciones al derrotar a Portugal en la ruleta rusa de los penaltis (3-0) con Claudio Bravo como héroe, ya que paró los tres penaltis lanzados por los futbolistas portugueses.

El fútbol premió al más valiente, ya que Chile atacó más y dispuso de las mejores ocasiones de gol y disputará el domingo en San Petersburgo la final del torneo ante el ganador de la segunda semifinal entre Alemania y México.

Fue un partido trabado en el que Chile quiso el balón, pero le faltaron fuerzas para desarbolar a la defensa rival, y a Portugal le sobró oficio, pero careció de ambición, en lo que pareció una repetición de la Eurocopa, aunque ésta vez le salió cruz.

Cristiano, que no dejó de quejarse al árbitro durante todo el partido, no tuvo su día, aunque lo intentó de cabeza, a balón parado y al contraataque, pero según avanzaba el partido pareció acusar el cansancio.

Como era de esperar, el técnico de La Roja, Juan Antonio Pizzi, dejó en el banquillo a Fuenzalida e introdujo a Pablo Hernández como guardaespaldas del cerebro de La Roja, Marcelo Díaz, ambos futbolistas del Celta.

Mientras, el portugués Fernando Santos recuperó a Bernardo Silva, puso a Bruno Alves en el lugar del sancionado Pepe, y volvió a optar por colocar al milanista André Silva como jugador más adelantado por delante de Cristiano Ronaldo.

Salió mejor Portugal. Primero probó André Silva desde fuera del área tras una recuperación de Carvalho y después Cristiano avisó de cabeza a Bravo.

Pero fue Chile quien dispuso de una ocasión que pudo cambiar el partido cuando Vargas se quedó solo ante Rui Patrício tras un pase exquisito de Alexis que rompió toda la defensa lusa, pero el delantero chileno chutó al cuerpo del guardameta.(min.6)

Sin tiempo para el resuello, las “quinas” armaron un contraataque relámpago en el que Cristiano recibió en la banda izquierda y le dio un magnífico pase a André Silva que venía solo en el segundo palo, pero un valiente Bravo salvó a su equipo de un gol cantado.

Aunque el astro madridista protagonizó un par de contraataques, a partir de entonces el partido se trabó, lo que convenía más a Portugal, que pareció controlar el partido.

Estaba claro que la respuesta para Chile estaba en las bandas y así al filo de la media hora dos centros medidos de Isla y Beausejour fueron rematados fuera por Aránguiz, el primero con un cabezazo que iba a la escuadra y el segundo con un remate desviado en el segundo palo.

Tras la reanudación, Chile se hizo dueña definitivamente del balón y tiró de paciencia para superar a una campeona de Europa que no se inmutaba.

Arturo Vidal, que había pasado desapercibido en el primer tiempo, desaprovechó un remate franco de cabeza tras un centro de Beausejour.

Pero fue Vargas quien de nuevo disfrutó de la mejor oportunidad, aunque en esta ocasión su remate a la media vuelta casi de chilena fue despejado brillantemente por el portero luso (min.57).

En el contraataque subsiguiente, André Silva abrió para Cristiano, que optó por encarar a su marcador y disparar con la izquierda, pero Bravo estaba bien colocado y acertó a despejar de puños.

Las cartas estaban boca arriba. Aunque Portugal dispuso de un día más de descanso, le cedió la pelota a Chile, que asumió con placer el regalo.

Vidal estaba de vuelta y estuvo a punto de marcar en un disparo desde fuera del área, aunque Alexis pareció perdido entre tanto defensa.

Cristiano, que estuvo muy protestón toda la tarde y tuvo un parte de discusiones con el árbitro, pudo adelantar a los suyos en un contraataque de libro, pero su remate desde fuera del área rebotó en un defensa y salió fuera por muy poco.

En una demostración de sus intenciones, Santos sustituyó a los jóvenes André y Bernardo Silva, el mejor de su equipo, por los veteranos Nani y Quaresma con la vista puesta en la prórroga.

Pizzi respondió con la entrada de Martín Rodríguez, el autor del empate ante Australia, que reemplazó a un agotado Vargas.

En la prórroga Chile fue la primera en pegar con un certero remate de cabeza de Alexis a centro de Isla, pero el balón salió lamiendo el poste derecho.

En la segunda parte de la prórroga Fonte hizo un claro penalti sobre el recién entrado Francisco Silva, pero el árbitro iraní no lo vio ni consideró necesario recurrir al VAR.

La suerte no estaba con los chilenos. Vidal tuvo en sus botas la victoria en el minuto , pero su disparo fue repelido por el poste y el rechace lo remató Martín Rodríguez también al larguero, ante la desesperación de Pizzi.

El partido fue a parar a los penaltis, tanda en la que Bravo detuvo los tres penaltis lanzados por los portugueses y dio la victoria al equipo que más la buscó.



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario