Tokio cierra plana a la espera de una reunión que causaría una devaluación del yen

 


Publicidad

La Bolsa de Tokio cerró el martes plana después de que los inversores optaran por mantener la cautela de cara a la reunión de dos días de la Reserva Federal estadounidense (Fed) que comienza hoy.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una caída de 9,83 puntos, un 0,05 por ciento, y quedó en 19.898,75 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 1,96 puntos, un 0,12 por ciento, hasta las 1.593,51 unidades.

El parqué tokiota consiguió recuperarse de las caídas de la mañana y terminó prácticamente plana, a la espera de la inminente reunión de la Fed, de la cual se espera una subida de los tipos de interés por segunda vez en lo que va de año.

Esto provocaría una devaluación del yen frente al dólar, algo que favorecería al músculo exportador nipón.

Las empresas tecnológicas volvieron a colocarse en terreno negativo por segunda jornada consecutiva, arrastradas por el Nasdaq, el índice de valores tecnológicos de Wall Street.

Las pérdidas estuvieron lideradas por los sectores de instrumentos de precisión y de electrodomésticos, mientras que las inmobiliarias y el sector del crudo y del carbón se situaron al frente de las subidas.

El fabricante de semiconductores Advantest cayó un 0,8 por ciento y el fabricante de robots industriales Fanuc se dejó un 0,9 por ciento.

La multinacional Fujifilm bajó un 0,9 por ciento tras anunciar la víspera que estima unas pérdidas de varios cientos de millones de euros a consecuencia de unas irregularidades contables acometidas por sus subsidiarias en Nueva Zelanda y Australia.

Una caída en los precios del crudo impulsó a las empresas relacionadas con la energía: la refinería Showa Shell Sekiyu subió un 1,3 por ciento, mientras que las acciones del conglomerado JXTG Holdings se revalorizaron un 2,8 por ciento.

En la primera sección, 1.106 valores avanzaron frente a los 748 que retrocedieron, mientras que 164 cerraron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,119 billones de yenes (17.216 millones de euros), frente a los 2,313 billones de yenes (18.718 millones de euros) de la víspera. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario