Policía en Japón pide no confiar en exceso en los coches que se conducen solos

En noviembre pasado, en la prefectura de Chiba, un vehículo de conducción autónoma que pertenece a un concesionario chocó por detrás a otro auto durante una prueba de manejo.

Dos personas resultaron heridas.

¿Qué había ocurrido? Que un empleado del concesionario le había dicho a un cliente, que estaba probando el vehículo, que no aplicara los frenos para testear el sistema de frenado automático del vehículo.

El gerente y el empleado del establecimiento fueron acusados por negligencia profesional con resultado de lesiones.

Por ello, la Agencia Nacional de Policía de Japón ha instruido a la policía de todo el país que pidan a los conductores de sus respectivas jurisdicciones que sean conscientes de los límites de los coches que se conducen solos, informó la NHK. No hay que confiar a ciegas en la tecnología.

Volviendo a lo ocurrido en Chiba, el sistema de frenado automático no funcionó.

Esto indica, según la policía, que es posible que el sistema no funcione en ciertas condiciones, como sitios oscuros y cuando llueve, justamente las condiciones climáticas del día en que ocurrió el accidente en Chiba.

La policía nipona también pidió a una organización de distribuidores de automóviles que brinden una explicación completa a sus clientes sobre el funcionamiento de los coches autónomos.

Estos vehículos han sido responsables de cuatro accidentes en Japón desde diciembre de 2015, con un saldo de siete heridos. (International Press)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario