Alarma en Gobierno de Japón por falta de ofertas japonesas por Toshiba

 

Las negociaciones en torno a la venta del recién escindido negocio de chips de Toshiba han comenzado y ninguna empresa japonesa ha presentado una oferta, lo que ha generado alarma en el Gobierno japonés, desveló el diario económico Nikkei.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria y la comunidad empresarial del país asiático están animando a las compañías locales a invertir en la entidad constituida el 1 de abril ante el temor de que sea transferida a otro país y Japón quede fuera del mercado.

Un ejecutivo de una importante empresa japonesa habría rechazado aceptar una cuantiosa oferta extranjera para comprar Toshiba Memory durante la primera ronda de pujas celebrada a finales de marzo por este motivo, llevando a considerar ofertas menos cuantiosas, según relató una fuente cercana al periódico japonés.

Con el objetivo de evitar que se repita un caso como el de Sharp, que ha pasado a estar controlado por la taiwanesa Hon Hai después de que ésta comprara el 66 % de sus acciones, se habría puesto en marcha la construcción de un consorcio de empresas nacionales que invierta junto con fondos de inversión respaldados por el Estado.

El objetivo sería desembolsar más de 500.000 millones de yenes (4.301 millones de euros) para adquirir más de un tercio de las acciones del negocio de memorias flash, según las fuentes.

Los planes para una alianza japonesa comenzaron después de que compañías como la propia Hon Hai (Foxconn), la surcoreana SK hynix y las americanas Western Digital y Broadcom, que participaron en la sesión de ofertas, se mostraran interesadas.

Al menos diez empresas, entre ellas Fujitsu y Fujifilm, estarían interesadas en unirse en el consorcio nipón, sin embargo, algunas se muestran reticentes por la aportación de unos 10.000 millones de yenes (86 millones de euros) que cada una habría de hacer y la volatilidad de las ganancias de la industria, detalló Nikkei.

Toshiba Memory es la única compañía japonesa que permanece en la industria de los chips de memoria ante la pujanza en el sector de países como China y Corea del Sur.

Las memorias de tipo NAND de Toshiba, utilizadas en dispositivos como teléfonos inteligentes, acaparan una de las mayores cuotas del mercado global con un valor estimado de 2 billones de yenes (17.202 millones de euros).

Toshiba atraviesa una delicada situación financiera derivada de el déficit multimillonarias de su rama nuclear estadounidense, que le llevó a registrar unas pérdidas de 532.500 millones de yenes (4.574 millones de euros) entre abril y diciembre de 2016.

La escisión de su rentable rama de chips de memoria fue una de las medidas que el gigante nipón acometió para obtener liquidez. (EFE)

 

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario